{"multiple":false,"video":{"key":"oVIOn0oa21","duration":"00:07:13","type":"video","download":""}}

Hace más de una década que los vecinos de Maipú comenzaban la lucha contra la actual planta de aguas servidas de Aguas Andinas por los malos olores que destruyeron su calidad de vida. Hoy los habitante de la zona temen que vuelvan a vivir lo mismo, ya que se está pensando en construir una segunda planta de tratamiento de aguas servidas que estaría ubicada en el poniente de la ruta 68 (sector La Farfana), solo a metros de los colegios y casas de las familias afectando a casi 5 mil niños y niñas de la zona. En ese sentido, el proyecto está en manos de la empresa Aguas Santiago Norte y serviría para una población de más de 16 mil habitantes. No obstante los locatarios dicen que el costo para ellos será mucho mayor. En ese contexto, el pasado 21 de julio la empresa ingresó una declaración de impacto ante el Servicio de Evaluación Ambiental para obtener la autorización de la construcción de la planta. A través de un comunicado señalan que a través de ese proceso confirmarán que el proyecto no causa los problemas ambientales que preocupa a los vecinos. El Servicio de Evaluación está analizando las quejas de los habitante de la zona. Desde el municipio, el alcalde de Maipú Tomás Vodanovic indicó que la actualización del Plan Regulador Comunal, permitiría diseñar un sector armónico y sustentable.

Tags:

Deja tu comentario