{"multiple":false,"video":{"key":"yev4Ex0P5sa","duration":"00:02:52","type":"video","download":""}}

La alcaldesa de Providencia, Evelyn Matthei, denunció ante la Fiscalía Nacional Económica (FNE) a un tipo de local vinculado con los servicios de delivery por, según dijo, afectar la libre competencia y perjudicar al comercio tradicional.

“Ahora están abriendo los ‘dark stores’, que son lugares donde la gente no puede ir a comprar, solamente venden a través de delivery”, sostuvo la autoridad municipal.

En la misma línea, advirtió que “la empresa de delivery le puede decir ‘mire, tenemos una gran oferta del mejor sushi o de la mejor pizza de la ciudad’ y que es de ellos mismos. Obviamente pueden vender más barato, porque al resto de los restaurantes les cobran tarifas de hasta un 30%“.

Un mercado con poca regulación, donde la producción propia de alimentos y bebestibles ya han mermado a los locatarios tradicionales, quienes dicen estar en una situación desventajosa, ya que tienen que pagar mayores impuestos.

Lee también: Anuncian alianza con aplicación que apoyará a almacenes de barrio en Santiago

Los mismos dueños de locales dicen que, por ejemplo, en las “dark stores” donde se vende alcohol no pagan la patente necesaria, por lo que pueden vender sus productos más baratos y ellos terminan perdiendo clientes, es por esto que lo califican como una “competencia desleal“.

CHV Noticias se intentó contactar con Uber Eats, Rappi y Pedidos Ya, pero declinaron dar declaraciones, ya que no han sido contactados por la FNE.

Al respecto, Marcelo Díaz, managing partner de Weboost.VC, dice “¿cómo se puede normar esto? En Chile nos falta una fortaleza en al protección de los datos“.

Sea cual sea el resultado, aún queda un largo camino para que la FNE se pronuncie sobre un tema que dueños de locales dicen los está poniendo en jaque.

Tags:

Deja tu comentario