Por Marta Escalona
{"multiple":false,"video":{"key":"czoBrb9DvZZ","duration":"00:09:36","type":"video","download":""}}

31.412 exámenes PCR positivos quedaron fuera de los conteos del Ministerio de Salud, además de tres mil personas fallecidas, quienes tampoco estaban en las listas. Pero no son los únicos números, porque un equipo de CHV Noticias detectó las otras cifras que tampoco han sido incorporadas al Minsal.

Se trata de los miles de test PCR pendientes, que no han sido analizadas ni contabilizadas a pesar de tener más de 30 días de antigüedad.

Entonces, ¿cuántos pacientes positivos no han sido nunca incorporados al conteo pese a haberse practicado el examen?

“Hemos tenido hasta 500 muestras diarias y nosotros tenemos una capacidad de procesamiento de 150 a 200 exámenes diarios”, sentencia la doctora María Cecilia Villaseca, directora del Hospital Roberto del Río.

“Obviamente si recibes 500 muestras y tienes una capacidad de 200, no podríamos dar respuesta a estos exámenes”, enfatiza.

Lee también: “Queda muy evidenciado su estado de vulnerabilidad”: El video que sería clave en el caso de Antonia Barra

“Murió esperando el resultado del test”

El padre de Karina Fripis murió hace casi un mes y su certificado de defunción sólo dice sospecha de COVID-19, debido a que la confirmación de su contagio no existe. Este es uno de los miles de resultados pendientes que no se cuentan porque son test PCR que se toman, pero no se procesan.

“Mi papá tenía síntomas, tenía fiebre, dificultad para respirar, indigestión y todavía no tenemos el resultado de su examen PCR”, lamenta Karina. El hombre murió el 25 de mayo, esperando el resultado del test.

“Le pregunté al director del Cesfam, para que él me diera un día y me dijo que no sabía, que se podía demorar 15 o 20 días más”, relata la afectada.

En Lampa hay un recinto en donde se toma el examen PCR, sin embargo, las pruebas se trasladan al Hospital Roberto del Río, en Santiago, para analizar la muestra y así conocer si está positivo o no. Al centro ubicado en Independencia no sólo llegan test de Lampa, sino también de otros establecimientos de la Red de Salud, además de las propias.

Por esa razón, la Red permite que este hospital derive muestras a otros laboratorios y es en este escenario, que el PCR del padre de Karina y otras 500 muestras tomadas en Lampa hace más de 30 días aún no están procesadas.

Mientras, Karina explica que el director del Cesfam le dijo que la muestra del PCR de su padre, que fue tomada el 23 de mayo, fue derivada al laboratorio recién el 9 de junio.

Lee también: Una labor vital durante la pandemia: El riesgoso trabajo de los recolectores de la basura

30 días de retraso

¿Por qué ocurre esa situación? La doctora Villaseca detalla que no puede decir qué es lo que ocurre posteriormente, porque ellos reciben los exámenes, se les indica dónde derivarlos y tienen el registro de dónde están, dónde los reciben y a dónde se van.

Primero en el ránking de testeos de toda Sudamérica, Chile ha practicado más de 940 tomas de muestras desde que comenzó la pandemia. Con más de 240 mil contagios confirmados, el país registra una taza de positividad del 25%.

Los casos confirmados hoy en Chile dependen de la notificación del médico o médica tratante, o el resultado positivo del examen. Entonces, habría que preguntarse cuáles son las cifras reales, si hay exámenes que después de 30 días aún no han sido analizados.

En la comuna de Lo Prado tienen muy claras las cifras. Aquí se han tomado 4.500 muestras de PCR, pero sólo se han analizado dos tercios del total. El alcalde Maximiliano Ríos indica que la lista de los pendientes es bastante extensa y alcanza los 1.528 casos.

“Hemos tomado 4.500 exámenes en todo este periodo de pandemia, de los cuales tres mil hemos tenido resultados, con una positividad del 59%. Es decir, uno podría pensar que la cifra que hoy tenemos de positivos tendría que aumentar drásticamente si es que tuviéramos todos los resultados ahora”, advierte el jefe comunal.

“Dentro de los pendientes, cerca del 60% debería estar positivo, de acuerdo a lo que ya nos ocurrió con los exámenes que si tuvieron resultados”, puntualiza Ríos.

En Renca ocurre una situación similar. El alcalde Claudio Castro afirma que la comuna llegó a un peak el 3 de junio, cuando informaron más de mil exámenes pendientes.

“Todo esto coincidió con los momentos en que se empezó a tomar la decisión de qué comunas ingresaban la cuarentena total y Renca no fue de las primeras que ingresaron. Eso coincidía con los momentos en que teníamos este cuello de botella en los resultados de los test”, asevera el jefe comunal.

Claudia Cortés, vicepresidenta de la Sociedad Chilena de Infectología es enfática en señalar que “si tú escondes datos debajo de la mesa, tienes un pedazo que no ves. Eres ciega a una información, por lo tanto, no puedes tomar buenas medidas, no puedes decidir cuándo poner una cuarentena o cuándo levantarla”.

Lee también: Profesores y médicos batallan contra la adversidad generando innovadoras iniciativas en tiempos de pandemia

“Perdí el trabajo”

En tanto, Marcos Gamboa acusa que no le han procesado en su PCR, siendo que fue tomada el 13 de mayo. El doctor le dijo que en una semana ya tenía la prueba, pero ha pasado un mes y una semana y los resultados de su examen no están.

Marcos ha hecho una larga cuarentena, pero sin licencia médica, porque nunca tuvo la confirmación. “Yo le dije a la señorita que yo necesito, aunque sea por estos tres días, la licencia para que me aplacen el contrato, pero nada, no me dieron nada, me dijeron ‘ya anda para la casa’ y no salgas”, cuenta el afectado. “Perdí el trabajo”, lamenta.

En Quinta Normal, en tanto, aseguran que la situación se ha normalizado. La alcaldesa Carmen Gloria Fernández afirma que llegó a tener 900 muestras con 30 días de retraso, no obstante, ahora dice que sólo tiene alrededor de 100 test pendientes.

Mientras, en Renca hoy la demora es en promedio de cuatro días. En consecuencia, el alcalde se muestra preocupado sobre la propagación del coronavirus por la imposibilidad de confirmar los diagnósticos.

La autoridad comunal reveló que incluso hubo laboratorios que informaron dentro del proceso que había que volver a tomar el test, porque el que se había aplicado ya no era válido.

Claudia Cortés advierte que se necesita frenar la curva de contagios, la que según ella es “catastrófica”. Además, insiste en que las personas tengan el resultado de su PCR en tiempo prudente, es decir, 24, 48 o 72 horas, ya que “más allá de eso es un examen que no sirve”.

“Hay que aumentar la capacidad de análisis de muestras. Se ha hecho mucho. En Chile se partió con un único laboratorio. Hoy hay más de 80 laboratorios, pero también hay que hacerlo de buena calidad, tampoco sirve tener exámenes que no estemos seguros de que el informe que se está entregando sea el correcto”, critica Cortés.

Claudio Castro asegura que en Renca hubo 13 vecinos que fallecieron sin recibir el resultado de su examen PCR.

Lee también: Pandemia en los guetos verticales: “Vivimos en Estación Central y pagamos hasta $120 mil pesos por gastos comunes”

¿Qué ocurre con la trazabilidad?

Chile supera los 240 mil contagios. La cifra se alcanzó al sumar los 31 mil casos positivos que no habían sido ingresados, situación que, además, acarrea consecuencias nefastas para el control de la pandemia.

El doctor Cristóbal Cuadrado, de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile, puntualiza que “no se hizo un estudio epidemiológico. No se estudiaron a todos sus contactos. Y por ende sus contactos nunca estuvieron en cuarentena. Eso es muy grave, porque significa que, al menos un 20% de los casos nunca siquiera se les pudo llegar a hacer una trazabilidad, porque nunca estuvieron en la base de datos con la cual se hace la trazabilidad”.

Pero ingresar datos al sistema no es tarea fácil para quienes están al cuidado de los pacientes. Por eso, la Universidad de Chile destinó un equipo completo sólo para ingresarlos a la plataforma de Minsal.

El doctor César Cortés, jefe de urgencias del Hospital Clínico de la Universidad de Chile, reconoce que “el rol en algunos lugares recae netamente en el clínico, entonces muy probablemente, en función de cumplir con la atención clínica, va a quedar en una acción secundaria lo que es el aspecto administrativo de notificación”.

En el Hospital Roberto del Río hoy no reciben más muestras de las que son capaces de procesar y en Lo Prado, mientras esperan los resultados pendientes, cambiaron de hospital y ahora derivan al Felix Bulnes. Lo mismo hizo Quinta Normal.

Por ahora, Chile ocupa el octavo lugar entre todos los países del mundo con más contagios de coronavirus. Eso, sin contar los otros PCR que no se han procesado y que aún tienen los resultados pendientes.

Tags:

Deja tu comentario