{"multiple":false,"video":{"key":"oUOAFWRxVE","duration":"00:03:24","type":"video","download":""}}

Si rara vez sube el sueldo, más extraño aún es que aumente un bien muy escaso en la actualidad: el tiempo libre. A eso apunta el proyecto de ley de Modernización Laboral presentado este jueves por el Gobierno. O, al menos, a poder distribuir mejor la carga laboral, para gozar de más descanso.

Se trata del proyecto que busca impulsar «la conciliación del trabajo, la familia y la inclusión», por ejemplo, distribuyendo 180 horas de trabajo mensual, tiempo que podrá ser distribuido de forma diferente por cada trabajador.

Por ejemplo, se podrán establecer, si el trabajador lo desea, jornadas más extensas de lunes a jueves, permitiendo tener libre el viernes. De igual forma, se podría trabajar 6 días a la semana, con horarios más acotados.

El Presidente Sebastián Piñera aseguró que «estamos impulsando la modernización laboral, cuyo fin y motivación es sólo uno: mejorar la calidad de vida y crear más oportunidades». De esta forma, se podrían integrar personas al campo laboral que, actualmente, están excluidos.

Lee también: Reduciría semana de trabajo a 4 días: Conoce los principales puntos del proyecto de modernización laboral

Otro alternativa contemplada en el proyecto es pactar jornadas semestrales o anuales de manera colectiva. Así, adultos mayores que continúan trabajando, podrían tener más horas laborales en verano y poseer más descanso en invierno, mientras que trabajadores jóvenes, podrían privilegiar más tiempo libre en verano.

Todos estos pactos podrían acordarse con los sindicatos de las empresas.

Con estas medidas se generaría un quiebre en la rígida estructura laboral chilena, que establece 45 horas de trabajo semanales con 8 horas por día.

Además, de aprobarse el proyecto, existiría la posibilidad de que el trabajador pueda elegir si recibe un pago por las horas extraordinarias realizadas, o recibir más días de vacaciones por ellas.

El proyecto deberá discutirse en el Congreso, donde ya se mira la iniciativa con dudas.

«Era el momento de anunciar una jornada semanal de cuatro días (trabajados) por tres (de descanso), pero sobre la base de 40 horas laborales por semana», criticó el diputado Raúl Soto (DC), presidente de la comisión de trabajo de la Cámara.

Tags:

Deja tu comentario