Por Ricardo Nannig
{"multiple":false,"video":{"key":"b432NyjSga","duration":"00:02:39","type":"video","download":""}}

27 casos en 2001, versus 63 en 2017. Un alza de un 133% que preocupa. Si bien los adultos mayores siguen siendo el grupo etáreo que menos comete suicidio, la tendencia es al alza.

Factores como el deterioro de su salud producto de la vejez, la pérdida de la independencia económica y la eventual soledad serían parte de la explicación de esta situación.

Lee también: Más allá del bullying escolar: Los otros factores de riesgo que pueden terminar en suicidio adolescente

De pronto ya no le ven salida a los problemas, sobreviene un estado de desesperanza“, sostiene Orietta Echávarri, psicóloga docente de la Facultad Medicina de la Pontificia Universidad Católica.

La también investigadora del Midap añade que “los factores de riesgo son compartidos en distintas edades, lo que ocurre con las personas mayores es que son de mayor ocurrencia“.

En ese sentido, el rol que pueda tener la familia para detectar a tiempo una eventual depresión e intención suicida es clave. Así el acompañamiento, cariño y tratamiento con profesionales especializados resulta clave.

Texia Bejer, psicóloga y docente de la Universidad Santo Tomás, asegura que “no hay que tener miedo a preguntarle a la persona si acaso ha pensado en quitase la vida, porque si no lo ha pensado va a decir que no“.

Lee también: Las 9 esquinas que registran mayor cantidad accidentes de tránsito en Santiago

Añade que en caso contrario, la persona se sentirá aliviada de haberlo contado y reconocido, facilitando la canalización de ayuda.

Echávarri, en tanto, añade que es clave “estar atento a frases como ‘yo soy una carga’, ‘ya no sirvo para nada’, ‘no queda nada para mí’, ‘así no vale la pena vivir’“.

Esto, porque, asegura, sin dudas dan luces de un estado depresivo de un adulto mayor.

El Ministerio de Salud anunció el envío a Contraloría de un decreto que obligará a todos los centros de salud a reportar todo caso de intento de suicido, como forma de ayudar a seguir los casos y buscar dar una oportuna solución.

En paralelo, se presentó la primera “Guía Práctica en Salud Mental y Prevención del Suicidio”, la que puede revisar pinchando aquí.

Tags:

Deja tu comentario