{"multiple":false,"video":{"key":"czoMFaOIx83","duration":"00:03:44","type":"video","download":""}}

Hace unas semanas CHV Noticias mostró el caso de Myriam Carvajal, una mujer de 70 años que padecía cáncer y que solicitaba ayuda para cuidar a su hijo de 44 años que tiene una enfermedad degenerativa. Su principal miedo era si su cáncer avanzaba, no tendría quién podría estar a cargo de todos los cuidados de su hijo.

En ese momento ella afirmó que “lo que más me preocupa es Pablo, porque uno no sabe si va a vivir o cuánto va a vivir”. Y su mayor miedo se cumplió. Myriam falleció el miércoles recién pasado sin tener alguna respuesta. Sus familiares hoy piden ayuda, ya que debido a la distancia y falta de ingresos, no pueden estar a cargo día a día de Pablo.

Jessica Alegría, prima de Pablo, es quien ha estado ayudando durante este último tiempo en los cudiados. Si bien contó que recibieron distintos tipos de ayuda, la búsqueda de un cuidador o lugar se les ha hecho imposible.

Lee también: Joven denunció agresión de militares en Iquique tras infringir el toque de queda en Fiestas Patrias

“Me siento de manos atadas, no sé qué hacer. Nosotros le estamos buscando un lugar para que Pablo esté bien, donde tenga los mejores cuidados. Encontramos una parte, pero el valor es muy caro”, relató

“La enfermedad ELA no es fácil, y una persona no puede cuidarlo sola porque él va a necesitar muchos cuidados más adelante”, agregó.

Si bien Pablo formaba parte del programa de dependencia severa del Centros de Salud Familiar (Cesfam) de Padre Hurtado, desde la institución indican que se necesita de un familiar para hacerles el seguimiento, por lo que activarán los protocolos de los trabajadores sociales para encontrar esa red de apoyo.

Lee también: Decenas de personas denuncian a automotora por estafa: Vendieron sus autos, pero aún no les pagan

Mauricio Cuadra, médico del mencionado centro de salud, indicó que “sin este apoyo de un familiar en este caso, como programa para nosotros sería imposible trabajar con él en domicilio”.

Por su parte el director del Servicio Nacional de la Discapacidad (Senadis) de la Región Metropolitana, Francisco Subercaseaux, afirmó que “las municipalidades tienen catastros de las personas en situación de dependencia y tenemos programas en conjunto, desde residencias definitivas hasta contratación de cuidadores por el tiempo necesario hasta integrarlos en los programas que ya tienen implementados las municipalidades”.

Un análisis caso a caso en donde la familia de Pablo necesita una solución urgente, por lo que el mismo Servicio Nacional de Discapacidad tomó contacto con ellos para poder ayudarlos.

Lee también: 153 colegios han pedido volver a clases presenciales a nivel nacional

“Nos tocó la posibilidad de conversar con su prima Jessica y estamos viendo la posibilidad de poder trasladarlo a una residencia transitoria que tenemos nosotros en Ñuñoa para que desde ahí podamos con todos los antecedentes buscarle un lugar definitivo para Pablo”.

“Van a venir el lunes a conversar con Pablo y toda la familia, y posiblemente a Pablo lo trasladen el martes ya a la residencia”, afirmó con optimismo y alegría su prima.

En los próximos días Pablo podrá estar a cargo del cuidado de profesioneles. Una ayuda solicitada por su mamá, hace casi un mes que no pudo conocer en vida, pero que hoy se puede cumplir.

Tags:

Deja tu comentario