{"multiple":false,"video":{"key":"czsQAEheR3S","duration":"00:03:46","type":"video","download":""}}

A días del cierre de la investigación por el caso de Antonia Barra, Gendarmería allanó la celda del imputado Martín Pradenas, quien cumple prisión preventiva en la cárcel de Valdivia. En la instancia, incautaron cuatro pendrives y tres tarjetas de memoria.

El imputado se negó a declarar y recibió una sanción disciplinaria de privación de toda visita por 15 días. En tanto, el fiscal Miguel Ángel Rojas consideró improcedente realizar peritaje a los dispositivos encontrados en la celda de Pradenas.

Este es sólo uno de los inconvenientes con los que se ha encontrado la familia Barra durante el proceso de investigación.

«No estamos de acuerdo (con la decisión del fiscal). Antes de tomar una decisión como esa, lo más importante en una investigación es saber si esa prueba contiene material que sirva a la investigación, o no. Si no la sometemos a la pericia del laboratorio, no vamos a saber qué pasó con esos instrumentos que para nosotros son muy importantes analizar», aseveró Alejandro Barra, padre de Antonia.

Lee también: Los archivos borrados del celular y computador de Martín Pradenas

Los celulares de Pradenas

Eso no es todo. Para entender otro obstáculo debemos recordar cuando Paola Dürr, madre de Pradenas, declaró destruir el celular de su hijo.

Finalmente, la Fiscalía logró encontrar el aparato, pero no pudo extraer información. Sin embargo, un segundo celular que ocupaba Pradenas fue blanco de escuchas telefónicas, de acuerdo a este registro de Entel.

Aún así, un informe de la Brigada de Delitos Sexuales (Brisexme) consiga que ningún fiscal adjunto solicitó esta diligencia y que, por lo tanto, el teléfono no fue monitoreado. 

Al respecto, el padre de Antonia es claro: «esto, para nosotros, sigue siendo de una gravedad extrema. Nos damos cuenta que hay irregularidades». 

Lee también: Un año de la muerte de Antonia Barra: Cronología completa del caso que conmocionó al país

«Espero que se coordine la PDI con Fiscalía y logren encontrar las interceptaciones de ese teléfono, que sí se hicieron», detalló Barra.

Por otro lado, la Brigada de Cibercrimen de Concepción fue mandatada por la Brigada de Delitos Sexuales a extraer o fotografiar las conversaciones de WhatsApp del imputado.

Pero respondieron lo siguiente: «el equipo móvil no es compatible con la extracción tipo física de dicho software, no obstante, se indica que a través de revisión manual del equipo es posible visualizar información de la aplicación WhatsApp». Es decir, la información se puede ver, pero no extraer.

«El argumento de que no se pudo hacer la extracción de los WhatsApp del teléfono del imputado es que no tenían un software que sacara la información. A pesar de eso, hemos solicitado una diligencia de gravar, que personal de la PDI grave y vaya dejando el registro de lo que había en el WhatsApp, pero también fue negada la solicitud», especificó Alejandro. ¿Por qué se negó la solicitud? Significaría una alteración de la evidencia, dicen desde Fiscalía.

A raíz de todos estos antecedentes, CHV Noticias solicitó una entrevista con el fiscal Rojas, pero no obtuvimos respuesta.

Tags:

Deja tu comentario