{"multiple":false,"video":{"key":"oVsC2iyryY","duration":"00:03:47","type":"video","download":""}}

Han sido meses muy difíciles para Perla Acosta. La pandemia la alejó de todo lo que la mantenía conectada: profesores, amigos y compañeros del colegio. Además, en su familia no todos manejan la lengua de señas. Hoy, se refugia en su gran pasión, el diseño de vestuario.

“Extraño mucho la escuela, porque me daba mucho ánimo y era muy divertido. Reía con mis compañeros y amigos. Me siento sola como persona sorda”, lamenta la pequeña.

En el caso de Perla, su condición se produjo cuando tenía sólo dos meses de vida, luego de sufrir una meningitis. Hoy, su mundo gira en torno al colegio que intenta mantenerse cerca de los alumnos a través de clases online. Pero nada es igual, sobretodo porque hay cientos de niños sordos que no pueden estar conectados.

Lee también: Acusan a kinesiólogo por abuso sexual reiterado: “Nunca pensé que me podía pasar algo así y no darme cuenta”

Alejados de las aulas, sin la interacción y las condiciones necesarias para aprender, estos alumnos han sufrido un retroceso en su educación, una realidad invisibilizada que se acrecienta en el caso de las familias más vulnerables.

Teresa Reveco es la abuela de Maira y asegura que como familia han tratado de apoyar a la pequeña durante las clases online.

Maira tiene hipoacusia, con un déficit de un 40% de audición. Hoy puede estar en clases gracias a que el colegio le entregó un computador. Vive junto a sus abuelos, quienes en pandemia han organizado una olla común para ayudar a los vecinos. Para ellos es complejo acompañar a su nieta en este nuevo proceso de aprendizaje.

Lee también: Vive en Chicureo y ya había pagado la multa: Identifican a conductor detrás de piruetas en Vitacura

Verónica de la Paz, directora ejecutiva del Instituto de la Sordera, explica que “el estar vía online hace que este proceso no pueda ser continuo”.

Por ello, resulta vital generar mejores condiciones. En esa labor está el Instituto de la Sordera, de la mano del Colegio especializado Jorge Otte, donde estudian Maira y Perla. Lo que buscan es llegar a más niños.

Para ello crearon la campaña “un Gesto por otro”, que pretende involucrar a influencers y así conseguir recursos. “Necesitamos mantener una educación de calidad para los estudiantes, y por eso les pedimos que puedan apoyar nuestro proyecto educativo”, expresa Juan Luis Martín, director del colegio Jorge Otte.

Lee también: Polémico beneficio carcelario para violador y asesino de niño: La madre de la víctima se lo encontró en la calle

Desde el Ministerio de Educación enfatizan en los contenidos que han sido creados en medio de la pandemia. “Hemos diseñado cápsulas especialmente dirigidas a estudiantes sordos, con contenido pedagógico de primero a sexto básico, que se transmite todos los días en el canal Educa Chile”argumenta Raimundo Larraín, de la división de Educación General del Ministerio de Educación.

Contenidos disponibles, pero no suficientes, dicen estas familias. Acá hay un problema mayor, la falta de conexión y además, la falta de colegios especiales para niños sordos.

Según cifras del Servicio Nacional de la Discapacidad (Senadis), el 79% de los niños sordos están en escuelas normales.

Tags:

Deja tu comentario