{"multiple":false,"video":{"key":"czkppS6ZEeA","duration":"00:02:00","type":"video","download":""}}

Estuvo de viaje por Europa entre el 26 de mayo y el 10 de junio. 6 días después de llegar a Chile, la mujer de 44 años oriunda de Rancagua comenzó con síntomas que la alertaron: tenía sarampión.

“El ISP confirmóeste caso de sarampión en la región de O’Higgins, en más de 26 años sin casos, esta persona nació el año 75 y había decidido no vacunarse”, doctor Rafael Borgoño, seremi de Salud de la zona.

Actualmente la mujer se encuentra en aislamiento en su hogar.

Debido al rápido contagio del virus, se decidió inmunizar también a todos quienes tuvieron contacto con la paciente, al rededor de 100 personas.

Chile es un país sin sarampión desde 1992: desde noviembre se han registrado 28 casos, todos de personas que llegaron de viajes fuera del país.

“Es una enfermedad muy contagiosa que produce una fiebre y un rush cutáneo de manchitas, que en general es una enfermedad benigna, en personas que bien nutridas, pero existe la posibilidad de complicaciones, entre ellas encefalitis y otros problemas cardíacos, eventualmente alguna muerte”, detalla el doctor Guillermo Acuña, infectólogo de la Clínica Las Condes.

Entonces, ¿quiénes se deben vacunar?

El Minsal aclara que los chilenos nacidos entre 1971 y 1981 y que vayan a viajar la extranjero se deben vacunar.

Lo mismo aplica para lactantes de 6 a 11 meses y niños entre 1 y 6 años.

Otra campaña, activa desde enero, es la que llama a vacunarse a jóvenes entre 20 y 24 años.

¿Pero por que esta población? Si bien han habido varias campañas, este grupo nunca ha estado en una de esas campañas, por lo que llaman a una revacunación par evitar riesgos en esa población.

Tags:

Deja tu comentario