Por Julio Sánchez
{"multiple":false,"video":{"key":"yfhmF5rq05C","duration":"00:10:03","type":"video","download":""}}

“Yo estaba en mi universidad y había una marcha estudiantil en Baquedano. Siempre que hay manifestaciones en la Usach es normal que llegue Carabineros, entonces no pensamos en irnos, y carabineros ingresan al recinto. Uno de estos me apunta a mí a unos 10 a 15 metros y me dispara, y la lacrimógena me pega sobre el ojo derecho”, relata Luciano Debrott sobre la lesión que lo dejó con un corte y hemorragia interna en su globo ocular. Un suceso que ocurrió seis años atrás y que le provocó la pérdida de movilidad del ojo y músculo de la frente, así como una hemorragia que lo dejó con ceguera casi completa. Consecuencias de un hecho del cual acusa directamente a Carabineros y que se vería respaldado por un video que captó el momento denunciado. Dice estar seguro que la herida fue provocada por una bomba lacrimógena, alegando que “no perdí el conocimiento en ningún momento… lo recuerdo perfectamente”. Al carabinero que identificaron como presunto autor es el oficial Rodrigo Sanzana Olhaberry. Tras una investigación de la Fiscalía Centro Norte, finalmente en 2020 se logró formalizar al capitán de la institución. Pero este año, el mismo fiscal Jaime Retamal, decidió no perseverar en la causa cerrando la posibilidad al Ministerio Público de encontrar al responsable. La causa sigue su curso y serán los querellantes sin la Fiscalía quienes lleven a juicio al capitán imputado por este hecho, y para marzo quedó agendada la audiencia de preparación de juicio oral contra este uniformado que cuenta con otros antecedentes.

Tags:

Deja tu comentario