{"multiple":false,"video":{"key":"ycWbQYSBMm6","duration":"00:12:34","type":"video","download":""}}

Quisieron recuperar sus dientes para tener una linda sonrisa, pero hoy viven la peor de sus pesadillas. Conocimos a un grupo de personas víctimas de traumáticas y dolorosas negligencias en manos de supuestos especialistas.

Por eso CHV Noticias indagó en el negocio de los implantes dentales en Chile, donde no existe una ley de especialidades que cautele a los pacientes y que regule el ejercicio de estos profesionales del área.

1.315 implantólogos inscritos es el número de expertos que actualmente opera en el país, en medio de un boom de ofertas a través de redes sociales y publicidad que llama a los pacientes a someterse a estas cirugías a muy bajo precio.

Te puede interesar: Aumentan los secuestros extorsivos en Chile: Es uno de los delitos menos denunciados por las víctimas

El odontólogo Carlos Songer Jeréz es uno de los médicos cuestionados y que fue condenado por la justicia a pagar $82 millones por un procedimiento negligente, pero su defensa apeló y Teresa, su paciente, aún espera tras 10 años una solución que mejore su calidad de vida.

“Me han hecho demasiado daño, por favor Eso está en tribunales”, dijo el especialista tras ser abordado por un equipo de Reportajes.

“Yo estoy sufriendo día a día, noches enteras, porque él me perforó el nervio trigémino”, contó Teresa, quien entre lágrimas relató que “no podía hablar, tenía mis ojos bajos, tenía la boca chueca, balbuceaba”, señaló.

Leonor Torres es otra víctima de la permisividad que existe en Chile, llevando a personas sin los conocimientos necesarios a realizar implantes dentales.

De acuerdo con informes dermatológicos practicados por el laboratorio de la Universidad de Chile, los materiales usados para realizar su prótesis incluyeron cobalto y níquel, elementos que causaron cuadros alérgicos graves en la paciente.

Tags:

Deja tu comentario