{"multiple":false,"video":{"key":"oWcFnZv306","duration":"00:03:44","type":"video","download":""}}

“El tribunal se quiere lavar las manos y nadie se quiere hacer cargo de los $2.700.000 que me sacaron de la AFP”, reclama Marcelo Cisterna. En agosto de 2020, solicitó su primer retiro del 10%, dinero que destinaría para las necesidades de sus 15 hijos que están a su cuidado. Pero ese dinero nunca llegó a sus manos, ya que su ex esposa Myriam Bravo, pidió a la justicia que le retuviera sus fondos previsionales. Esto fue aprobado por el Primer Juzgado de Familia de San Miguel, y la decisión se basó en una deuda de compensación económica de 9 millones de pesos que Marcelo aún mantiene hacia su ex esposa y que contabilizó los años que ella dedicó al cuidado del hogar. Pero la defensa de Marcelo dice que nunca se debió haber retenido ese dinero para pagar una deuda de divorcio, ya que una disposición transitoria de la Constitución señala que los fondos no pueden rebajarse por deudas establecidas en estos casos. Por eso, el denunciante sostiene que el tribunal se equivocó. Según la Corte de Apelaciones de San Miguel, cuando comenzó a regir el primer retiro del 10% no existía claridad respecto de qué hacer en estas situaciones, lo que habría derivado en un vacío que dio paso a lo sucedido con Marcelo. Por eso, el Congreso corrigió lo anterior durante la legislación del segundo y tercer 10%.

Tags:

Deja tu comentario