{"multiple":false,"video":{"key":"czoNfx6Hvdq","duration":"00:05:30","type":"video","download":""}}

El dueño de la iglesia me está echando. Vino él con cuatro personas más y me encerraron en la iglesia. Faltó muy poco de que me pegaran”, relató el pastor evangélico Fernando Silveira tras la emisión del reportaje de CHV Noticias en que se mostraban las precarias condiciones en que él y otros vecinos viven a diario en El Castillo, en la comuna de La Pintana.

Se trata del obispo Hernán Pinela, quien según residentes del sector sólo busca hacer dinero con el culto evangélico. Si bien un cercano de Pinela fue contactado para conocer su versión de los hechos, él planteó que “se sintió mal” tras -supuestamente- dializarse.

“Usted no está sólo”, es una de las frase que recurrentemente escucha el pastor Silveira, de nacionalidad uruguaya y cuya pensión es de hasta $130 mil. “Soy sólo, no tengo vicios, pero la plata se me hace agua igual“, comentó.

Sin embargo, la decisión de Pinela no afectará de mayor manera al pastor, pues gracias a gestiones de la municipalidad podrá quedarse en una vivienda tutelada en la Villa Primavera.

Lee también: Las ollas comunes con que vecinos de La Pintana luchan contra la pandemia del hambre y la cesantía

Fernando va a llegar a las viviendas tuteladas, una vivienda. Va a vivir sólo, va a tener un espacio (…) Va a seguir con sus vecinos, va a seguir con sus redes”, afirmó la alcaldesa de La Pintana, Claudia Pizarro.

Previo a su cambio de domicilio, un grupo de voluntarios de la empresa sanitizadora Seitz llegó al recinto para poder higienizar los pocos artículos que hacían de un galpón un hogar. “Nos encontramos con una realidad impresionante, somos seres humanos y nadie se merece vivir así“, comentó uno de los trabajadores.

En un momento de aprieto y dificultad como este, uno realmente agradece la bondad de la gente“, afirmó el pastor.

Lee también: Es mejor evitarlo: Expertos advierten riesgos de contagios COVID-19 con el saludo de codo

Tags:

Deja tu comentario