{"multiple":false,"video":{"key":"czoVoH1VkRu","duration":"00:03:34","type":"video","download":""}}

Una imagen poco habitual se está viendo en distintos puntos costeros del país. Personas de diversas nacionalidades viven apostados a orillas de playas en Arica, Tarapacá y Antofagasta.

Este escenario está generando polémica en el norte de nuestro país: el aumento de carpas con ciudadanos chilenos y extranjeros instalados en la playa en plena pandemia.

«Se puso pesado, no encontramos trabajo. Empezó a faltar la plata y tuve que entregar la pieza. De a poco me quedé en la playa», cuenta uno de ellos. «Está sin pega uno y no tiene dónde vivir, se les viene el arriendo encima», añade otro.

Ellos aseguran que aprovechan que en esta época hay buenas temperaturas en el norte grande. Muchas de estas personas están en situación de calle; otros son extranjeros que se instalaron e ingresaron al país de forma irregular, pero quedaron varados por el cierre de la frontera.

«Ahora estamos esperando a ver si vamos para Santiago», comenta un ciudadano extranjero que ingresó al país por tierra y hoy duerme en una carpa. «Estoy intentando llegar a Tocopilla para ver hasta dónde llegamos», señala otro. En general, la petición es por ayuda.

El ministro del Interior, Víctor Pérez, aseguró que «hoy tenemos fronteras cerradas, por lo tanto en el momento que normalicemos la situación esto puede ser incluso más problemático y más caótico», por lo que instó a avanzar en una reforma en normativa migratoria.

Lee también: Ministro Figueroa: «Todas las comunas que están fases 3 y 4 están en condiciones de volver a clases»

La autoridad sanitaria está preocupada por el constante arribo de ciudadanos extranjeros que han ingresado por pasos no habilitados. Temen un rebrote del virus, porque muchos de ellos terminan en la playa, donde hay muy pocos controles.

Patricio Martínez, seremi de Desarrollo Social de Antofagasta, indicó que quienes viven hoy acampando en la arena «no necesariamente tienen que ver con el perfil de personas en situación de calle«.

«Hoy también vemos a migrantes, personas que viene del extranjero«, agregó la autoridad regional.

Por su parte, Roberto Galvez, vocero del Colegio Médico Tarapacá, afirmó que «estamos hablando de migración ilegal, significa que las personas no reúnen las características sanitarias ni de otro tipo para entrar a nuestro país».

Según el Ministerio del Interior casi 5 mil personas han ingresado ilegalmente a Chile durante el primer semestre. Y la principal vía de acceso es la frontera norte del país.

El alcalde de Iquique, Mauricio Soria, señaló que «hay un tema humanitario y sanitario, por el mismo bien de las personas y quienes viven en la región«.

La gente que vivía en carpas se veía hace años en la zona norte del país. Pero hoy se ha multiplicado por la problemática situación económica que ha traído la pandemia, sumada a una creciente inmigración ilegal que se asienta en las playas del norte de nuestro país.

Lee también: Habilitarán permiso especial para actividades de campaña por el plebiscito

Tags:

Deja tu comentario