Por Ricardo Nannig
{"multiple":false,"video":{"key":"b440P8GKaP","duration":"00:02:36","type":"video","download":""}}

Este sábado, cuando sean las 23 horas y 59 minutos, comenzará el horario de verano. Cambio de hora que ya es toda una tradición. No obstante para los científicos y académicos, no tiene nada de bueno.

Luis Larrondo, académico de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Pontifica Universidad Católica, es claro y concluye que “el consenso es bastante claro, mantener un solo horario todo el año“.

Esto porque el paso de horario de invierno al de verano es perjudicial para la salud. Larrondo, quien también es director del Instituto Milenio de Biología Integrativa, añade que “hay estudios que demuestran que aumentan la frecuencia de problemas cardíacos los primeros días posteriores al cambio“.

Algo que se explica por la existencia de tres relojes que funcionan simultáneamente: el reloj solar, que es la posición natural del sol durante el día; el reloj social, que es la hora que sale en nuestro reloj; y el reloj circadiano, también conocido como reloj biológico.

Así, el reloj circadiano está diseñado para concordar con el reloj social, pero cuando el reloj solar no concuerda con el reloj social, se producen daños y desajustes en nuestro reloj circadiano. Y con el cambio de hora se provoca ese desajuste.

Lee también: Horario de verano: Todo lo que debes saber del cambio de hora

Esto, porque gran parte de las funciones de nuestro organismo se regulan en relación a la presencia o ausencia de luz, eso hace que nuestro cuerpo esté programado para despertar con luz de día.

Y con este cambio de hora, los niños despertarán de noche para ir al colegio. “Los estás obligando a estar despiertos cuando su fisiología y cerebro no está en estado óptimo para estar en la sala de clases“, agregó Larrondo.

Cambio de hora que estaría sustentado en el ahorro del consumo de energía eléctrica al tener más luz durante la tarde, que en décadas pasadas era efectiva porque la iluminación representaba el mayor gasto eléctrico, pero hoy no sería así.

Pero hoy “sólo el 19% de la electricidad que se usa en Chile va a iluminación“, aseguró Erwin Plett, Presidente de la Comisión de Energía del Colegio de Ingenieros de Chile. En ese sentido, añade que con el cambio de hora no se ahorra energía.

Una discusión que Europa ya zanjó. Decidieron eliminar el cambio de hora y sus países ahora debaten cuál será su horario permanente. Todo tras darse cuenta que la necesidad de cambiar de hora quedó en el pasado.

Tags:

Deja tu comentario