Fueron a la cárcel por delitos que no cometieron: Más de 30 mil presos inocentes demandan indemnización

Desde que comenzó la Reforma Procesal Penal, 35 mil personas privadas de libertad resultaron ser inculpadas injustamente. De ellos, sólo seis han recibido indemnización. Por lo mismo, en exclusiva, imputados que resultaron ser inocentes relataron lo que vivieron en el proceso de presión preventiva a CHV Noticias. "Pasé por cosas que no pensé vivir", reveló una de las entrevistadas.

{"multiple":false,"video":{"key":"oVPmITYu7K","duration":"00:10:13","type":"video","download":""}}
  • Enlace copiado

Desde el inicio de la Reforma Procesal Penal, 35 mil personas privadas de libertad resultaron ser inocentes. Hasta el momento, sólo seis de ellas han recibido una indemnización reparadora tras una larga batalla judicial. En julio de 2021, la apoderada Alejandra Novoa acusó a Juan Manuel de abusar sexualmente de su hija, lo que dio paso a una avalancha de agresiones y denuncias contra una familia que hasta ese minuto vivía una vida plena. «Mi hermano era el autor, mi madre era la cómplice. Me lincharon, a mi padre le pegaron. Teníamos todo en contra, nadie nos creía, nos miraban con un desprecio», relató Pablo Romero, hermano del acusado que padece de epilepsia refractaria. «Muchas personas, en vez de tomarlo como un enfermo, lo tomaban como un depravado», dijo. La abogada penalista Carolina Allende, defensora del ex imputado declarado inocente, contó que 96 familias se querellaron contra él. Tras un año y 8 meses en prisión preventiva, Juan Manuel fue declarado inocente. Por otro lado, Felicinda Palma fue acusada por un delito de receptación que nunca cometió. «Me llevaron a una cárcel de mujeres y ahí pasé por cosas que no pensé vivir», reveló. En tanto, Adrián Zarricueta, maestro de la construcción, estuvo encarcelado acusado por un delito de robo y violación. Zarricueta estuvo 80 días esperando en la cárcel por un examen de ADN, el cual, finalmente, certificó su inocencia. El hombre manifestó que los momentos en la cárcel fueron «dolorosos», pero cuando se comprobó que no cometió los delitos «sentí una tranquilidad, sabía que no había hecho eso, pero también tenía incertidumbre, miedo y temor a lo que venía». Ante estos casos, expertos hacen un llamado a considerar en la nueva Constitución un sistema reparatorio automático para aquellos que son acusados injustamente.


  • Enlace copiado
Lo más visto