{"multiple":false,"video":{"key":"czvhI9Vlljb","duration":"00:02:57","type":"video","download":""}}

Sara, una mujer de 43 años, era diagnosticada con una depresión severa resistente a todo tipo de medicamento y tratamiento. Pero ahora se transformó en todo un éxito clínico, al ser la primera mujer que ha sido sometida a un implante cerebral para curar su depresión, utilizando un equivalente al marcapasos en el cerebro. Esta técnica de estimulación cerebral se utiliza para el tratamiento de otras enfermedades como epilepsia o parkinson. Pero en la depresión, los ensayos clínicos habían demostrado un éxito limitado debido a que, en parte, los dispositivos usados solo podían proporcionar estimulación eléctrica constante usualmente en solo un área del cerebro, y la depresión, puede involucrar diferentes áreas. Tras 15 meses con el implante en su cerebro, esta intervención le ha cambiado la vida.

Tags:

Deja tu comentario