{"multiple":false,"video":{"key":"yetjq5suPmI","duration":"00:05:44","type":"video","download":""}}

Hasta siete rastros de postones en la cabeza de un puma logró contabilizar la Dra. Natalia Durán, veterinaria clínica del Zoológico Nacional, quien analizó las radiografías que dan cuenta de este triste y preocupante hallazgo.

Y eso fue sólo en su cabeza, porque en el resto del cuerpo hay más perdigones. Factor que indica que fueron dañados por terceros. Por eso la importancia de la rehabilitación, cuando se encuentra un puma por las calles.

Ciertamente que la llegada de pumas a la ciudad ha sorprendido en especial a los santiaguinos, con numerosos registros en noticias de estos animales en lo que va del año. Primero fue en marzo, en Ñuñoa; luego en mayo, julio, agosto, septiembre y ahora en octubre en diversas comunas.

Alejandra Montalba, directora del Zoológico Nacional, explica que este aumento es exponencial porque en 2019 se capturó sólo a dos felinos. En cambio, ya van más de 10 en 2020, y se ha monitoreado que varios de ellos deambulan por las noches, pero se han devuelto solos a los cerros aledaños antes del amanecer.

“Hay una mesa de trabajo con expertos para empezar a dilucidar las hipótesis que se barajan por la presencia y aumento explosivo de pumas en la ciudad”, explicó Montalba.

Lee también: No la cuenta dos veces: Los minutos de pesadilla que vivió un senderista al encontrarse con un puma

Cada vez que se encuentra a uno de estos mamíferos, se inicia un operativo de rescate. Posteriormente, se los lleva al centro de rehabilitación del Zoológico Nacional, donde se inicia un chequeo médico.

Tras verificar los exámenes, se obtienen los resultados necesarios para determinar si se les puede reintegrar a su hábitat en buenas condiciones. Algo que claramente no ocurre con los pumas que recibieron múltiples perdigones o balas.

En el caso de la puma capturada hace dos semanas en el sector de San Damián, se pudo constatar que había sido atropellada por un camión, sin embargo, la felina no presentó fracturas importantes.

¿Qué hacer si nos encontramos con un puma?

Si el miedo o a la tensión está presente incluso cuando este mamífero está sedado, encontrárselo en plena vía pública es aún más atemorizador.

No obstante, se debe considerar que estos animales suelen ser bastante tímidos, por lo que el llamado es a mantener la calma dentro de lo posible. Además, es importante no retroceder ni menos correr. Una opción es intentar espantar al animal con piedras para que éste arranque o se traslade a un lugar más alejado al nuestro.

Lee también: SAG descubre caza y faena ilegal de puma en Ñuble: Especie está en peligro de extinción

En caso de toparse con uno de estos ejemplares en la ciudad, la recomendación es llamar lo antes posible al zoológico, el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) o el municipio de la comuna donde se esté, para así evitar que el puma pueda ser atropellado por un vehículo.

En cuanto a la cercanía de estos animales a sectores tan insospechados como la comuna de Ñuñoa, para la directora del Zoológico Nacional hay una tesis clara: “El caso del primer puma que capturamos fue encontrado en Ñuñoa, lo que, sin dudas, en una situación sin toque de queda ni pandemia, este animal jamás podría haber llegado tan lejos en la ciudad”, afirmó Montalba.

La pandemia y otros factores que se encuentran en investigación, podrían ser parte de las razones de estas constantes visitas.

Finalmente cabe señalar que tras la rehabilitación, a estos animales muchas veces se les coloca un collar satelital para hacerles un seguimiento, sin embargo, debido a la gran cantidad de pumas encontrados este año, no hay suficientes collares para asignarles.

Tags:

Deja tu comentario