{"multiple":false,"video":{"key":"oViRKDp8bq","duration":"00:03:26","type":"video","download":""}}

Hugo Montes Brunet, profesor, rector de varios colegios, diácono y Premio Nacional de Educación, fue denunciado por Tomás Valdivieso por presuntos abusos sexuales en su contra mientras estuvo en el Colegio San Esteban Diácono. Este martes se presentó la querella ante el Cuarto Juzgado de Garantía de Santiago.

“En los testimonios se describen situaciones que van desde voyerismo con Hugo Montes siempre ingresando a los camarines de hombres al momento de Educación Física a ver cómo los niños se bañaban. Salidas de retiro en Pomaire, donde hacía que niños se bañaran desnudos junto a él y también los invitaba a su cama desnudos“, detalla Clarissa Mingo, vocera de los denunciantes.

Acusaciones que este martes fueron judicializadas. “Es una querella en la que, básicamente, va el relato del grupo de jóvenes que fueron alumnos de él en el colegio y que vivieron desde pequeños abusos hasta situaciones extraordinariamente graves de abuso sexual delictual“, precisa el abogado querellante Juan Pablo Hermosilla.

Lee también: “Basta de impunidad”: Las reacciones del mundo político y académico a nueva denuncia de abuso sexual contra Hugo Montes

Denuncia de graves abusos que nuevamente salpica la imagen de la Iglesia Católica. “Fue denunciado a la iglesia en su momento, por los padres de una de las víctimas que después falleció. La iglesia investiga el tema y no sólo no hace nada, sino que archiva los antecedentes dejando todo en anda”, añade el abogado.

Antecedentes que el propio cardenal Ricardo Ezzati habría conocido en su momento, tras un informe realizado por el sacerdote Raúl Hasbún. Y si bien la presente querella es presentada por una sola persona, los relatos darían cuenta de otra realidad. “Esta es una cuestión bastante sistemática lo que había dentro del colegio”, sostiene Hermosilla.

Lee también: Sacerdote celebra misas en el sur de Chile pese a haber sido sancionado por abusos sexuales

Mediante un comunicado, el Arzobipsado de Santiago asegura rechazar categóricamente todo tipo de abuso, especialmente el abuso sexual de menores, y expresa su solidaridad y cercanía con todas las víctimas de estos delitos, añadiendo que la investigación realizada entre el año 2010 y 2012 significó al suspensión de Montes de su servicio diaconal.

Todo por situaciones al interior del Colegio San Esteban Diácono que habrían ocurrido desde el año 95, paradójicamente el mismo en que Montes ganaba el Premio nacional de Educación.

Lee también: Papa Francisco admite que reflexionó sobre la gravedad de abusos sexuales en la Iglesia gracias a la prensa

“Para nosotros es importante que Hugo Montes deje de ser Premio Nacional de Educación, porque una persona así tiene que tener un comportamiento impecable”, reflexiona Clarissa Mingo. Esto es compartido por José Andrés Murillo, de la Fundación para la Confianza, quien subraya que “es un premio que hay que evaluar y si fuera por mí hay que quitárselo“.

Premio que, además, le ha valido una pensión vitalicia mensual de 20 UTM, es decir, casi un millón de pesos. Algo que en el ministerio de Educación ya están analizando.

“Este premio nacional no se entrega por decisión unilateral ni de un presidente ni de un ministro, es siempre un jurado que tiene a la vista de los antecedentes y creo que la mejor manera es aprovechar que ahora, el lunes 22 se constituye el jurado para este año, puedan tenerse a la vista los nuevos antecedentes“, indica la titular de la cartera, Marcela Cubillos.

Antecedentes que permitirían que por primera vez en la historia se revoque un premio nacional. Todo antes las graves acusaciones contra Hugo Montes. Su familia mediante un comunicado dijo solidarizar con las posibles víctimas y respaldan que se investiguen estas acusaciones.

Tags:

Deja tu comentario