{"multiple":false,"video":{"key":"cr8RvKRwkdsEchvn32170","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Honduras terminó la jornada con un presidente electo, aunque todavía no ha sido declarado oficialmente como tal por el Tribunal Supremo Electoral (TSE), y el llamamiento a la “desobediencia civil” por parte la Alianza de Oposición contra la Dictadura, que alega un “fraude”.

El escrutinio especial del TSE con 1.006 actas inconsistentes de las elecciones generales del 26 de noviembre, que inició el domingo y finalizó este lunes, solo sirvió para ratificar la ventaja que tenía desde el pasado miércoles al candidato del gobernante Partido Nacional y presidente del país, Juan Orlando Hernández.

El último registro en la página web del TSE para la fórmula presidencial dejó a Hernández, quien por ley todavía no ha sido declarado presidente electo, con el 42,98 % y a Nasralla con el 41,38 %, con un global de 18.124 mesas electorales procesadas, que representan el 99,98 %.

Tags:

Deja tu comentario