{"multiple":false,"video":{"key":"crDyg7TxzPGachvn32783","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Las manifestaciones en Irán ya han cobrado la vida de 20 personas y cientos de ciudadanos han sido detenidos, esto debido a una fuerte represión por parte del gobierno iraní.

Sin embargo, estas manifestaciones llaman aún más la atención por la tranquilidad que vivía tal país desde el año 2009, la cual se vio interrumpida por esta nueva ola de violencia que estalló, según pareciera, de un día a otro.

Ante esto, Raúl Sohr explica los principales motivos que desencadenaron las manifestaciones que comenzaron en la ciudad conservadora Mashhad.

Las manifestaciones comenzaron con cierto tono en contra del presidente de la república Rouhaní, quien es reformista y en su campaña realizó la promesa de lograr un acuerdo nuclear con Europa y Estados Unidos.

Había mucha esperanza depositada en el mandatario, sin embargo, las expectativas no maduraron y “hoy Irán tiene una alta tasa de desempleo entre jóvenes, hay inflación y existe una capa de ciudadanos que se sienten frustrados económica y socialmente“, señaló Sohr.

Pero lo que gatilló que las manifestaciones comenzaran a ser fuertemente controladas, es que Rouhaní notó que éstas eran contra el régimen, punto que haría que se convirtieran en “otra cosa” de mayor peso.

Lo que dejó entrever este tinte político en las manifestaciones fue primeramente un tuit enviado por parte de Donald Trump donde afirmó que “es hora de que el pueblo se revele contra los dictadores”.

Continuando con Trump y sus polémicos tuits, ante la amenaza de botón nuclear de Kim Jong-Un, el presidente estadounidense afirmó que tiene un botón más grande en su escritorio y que, a diferencia del otro, este sí funciona.

 

 

Tags:

Deja tu comentario