{"multiple":false,"video":{"key":"cr3sVUGEHZUuchvn31418","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

El pasado martes, un atropello múltiple en Manhattan, Nueva York, dejó al menos ocho personas muertas, cinco de ellas de nacionalidad argentina, y más de una docena de heridos, en un nuevo ataque terrorista perpetuado en Estados Unidos.

El presidente Donald Trump tildó de “enfermo y perturbado” al autor del atropello y afirmó que ese tipo de ataques no deben ocurrir en Estados Unidos.

“En NYC (New York City), parece que ha habido otro ataque de una persona muy enferma y perturbada. Las agencias de seguridad están siguiendo esto de cerca. ¡No en Estados Unidos!“, escribió Trump en su cuenta de Twitter.

Del mismo modo, el mandatario recalcó que no deben permitir que ISIS “regrese o ingrese” al país, pese a que hasta ahora no hay ningún vínculo oficial entre el Estado Islámico y el atentado, que todavía es calificado como una acción de un “lobo solitario”.

Raúl Sohr, analista internacional, explicó que estos atentados ponen en duda la pertinencia de las “Green card”, más conocidas como “lotería de visas”, permiten la residencia definitiva de inmigrantes.

“Trump dice que van a acabar con estas visas, dice que son el hazmerreír. Si hay 50 millones de personas que se presentan para ganar permanencia en Estados Unidos, hay 49.999 que no son terroristas. Se está afectado a personas que no tienen nada que ver, es una represalia ciega”, afirmó Raúl Sohr.

Tags:

Deja tu comentario