{"multiple":false,"video":{"key":"oUZ4JdkYjx","duration":"00:02:38","type":"video","download":""}}

Las vacaciones de ensueño, un auto nuevo o definitivamente tirarse a la piscina y pedir un hipotecario para comprar una propiedad. Llega marzo y con él los gastos y, sobre todo, la planificación financiera para el resto del año.

Pese a que el ministro de Hacienda bajó la expectativa de crecimiento, la economía a nivel macro seguirá siendo sana para el consumidor.

En ese sentido, Francisco Labbé, Decano de Facultad de Economía y Negocios de la Universidad San Sebastián, señaló a CHV Noticias que la actividad económica en el país seguirá siendo alta, por lo que no se esperan variaciones en las tasas de interés, tampoco alzas en el precio del dólar.

¿Y esto que implica para nuestros bolsillos? Que la idea de viajar al extranjero o comprar con la divisa estadounidense por Internet no suene para nada descabellada.

Un 2019 que también se muestra favorable para la renovación del automóvil.

Así lo explica Rubén Méndez, gerente de Marketing de Movicenter, quien asegura que el financiamiento automotriz tiene buenos niveles de tasas y con bastante competencia, lo que favorece poder cambiar el vehículo, algo que recomienda sobre todo para los dueños de autos de más de 5 años de antiguëdad o 100.000 kilómetros.

VEA TAMBIÉN: Aparece marzo: 60% de los chilenos se endeudan para enfrentar los gastos

Bajas tasas de interés que también hacen favorable el escenario inmobiliario. Así, pedir un crédito hipotecario también suena como buena alternativa.

Para Iván Castro, presidente ejecutivo de Century 21 Investment, lo más importante es el ahorro del pie, que no debe ser inferior a un 20% del valor de la propiedad.

De esta manera, ante el favorable escenario económico, asegura que es proritario alcanzar el monto del pie antes de tomar el crédito hipotecario de manera apresurada.

Tags:

Deja tu comentario