{"multiple":false,"video":{"key":"cskfn7g9NhCichvn37209","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Se trata de una cifra preocupante y que debería ser de interés de toda la ciudadanía, ya que antecedentes ponen a nuestro país en el cuarto puesto mundial en cifras de suicidios juveniles, número que aumenta rápidamente en Latinoamérica.

La muerte de una joven alumna del colegio Nido de Águilas en Santiago encendió las alarmas, calando hondo en los chilenos y generando una preocupación obvia por la salud mental de nuestros adolescentes, ya que se trata de una difícil etapa de transición que deja preocupaciones por la salud mental de los chilenos más jóvenes, quienes se ven amenazados por la depresión.

Se trata del caso de Katy Winter, joven de 16 años que puso fin a su vida tras ser víctima de bullying, una acción que dejó no solo a sus familiares impactados, sino a toda una sociedad.

“Están provocando un daño que quizá lo hacen sin mucha intensión, pero el dolor de las palabras queda”, dice el hermano de Katy, Alan.

Chile duplica la tasa de mortalidad por suicidios en Latinoamérica y el Caribe. El año 2009 en adolescentes de 10 a 19 años era de 7 por 100 mil habitantes y se espera que para el 2020 llegue a 12 por cada 100 mil.

Tags:

Deja tu comentario