{"multiple":false,"video":{"key":"oUL68xpdQ5","duration":"00:02:10","type":"video","download":""}}

Domingo, siete de la tarde. Un supermercado en la comuna de Quilicura se encuentra repleto de personas, entre ellas, clientes esperando en la sucursal Wom, ubicada al interior del local comercial. De un momento a otro, el pánico se apoderó de quienes estaban en el lugar.

Cuatro sujetos armados entraron intimidando a clientes y trabajadores de la tienda de telefonía. Tras lograr el objetivo de reducir a los guardias, ingresaron a la bodega donde se almacenan celulares de última generación.

Al no poder abrir la caja fuerte, los asaltantes obligaron a uno de los trabajadores a abrir la bóveda para cargar, en una manta, más de 35 teléfonos y 2 cámaras GoPro, todo avaluado en más de $5 millones. Lamentablemente para las aterradas víctimas, la peor parte recién estaría por llegar.

En su afán de escapar sin ningún obstáculo, los asaltantes dispararon al aire en medio de la tienda. Afortunadamente no hubo personas lesionadas, sin embargo, el pánico se apoderó de todos quienes estaban ahí, incluidos niños.

“Salieron cuatro tipos corriendo y disparando al aire. Fue todo rápido, no se demoraron más de tres o cuatro minutos. Desde el asiento de atrás del auto volvieron a disparar”, señaló uno de los testigos de este violento atraco. Sin embargo, este no sería el único delito de similares características en las últimas horas.

En Coquimbo, esta vez, un grupo de delincuentes y con el mismo método, ingresaron a eso de las ocho de la noche a otra sucursal Wom. Tras intimidar a los trabajadores con armas de fuego, escaparon con un botín millonario en teléfonos, todos ellos, con la más alta tecnología.

Lee también: Empresa fundada por hijo de Piñera obtuvo $250 millones por órdenes de compra del Estado

Dos tiendas de celulares vulneradas por ladrones que no les importó ni siquiera estar siendo grabados. Todo en menos de 24 horas.

En la misma línea señaló, además, que “obviamente si los teléfonos robados se venden mucho más baratos que en el mercado formal, va a existir gente dispuesta a adquirirlos aún sabiendo su procedencia”.

Pero no solo en grandes tiendas han aumentado este tipo de delitos. Robos por sorpresa, más conocido como “lanzazos” y robos con intimidación en las calles, dan cuenta de verdaderas organizaciones especializadas en el robo de estas especies que, hoy en día, son fundamentales en la vida de las personas y que son reducidas en el comercio informal en persas o en medio de la vía pública.

Una solución que no evitará el delito, pero que podría ayudar a recuperar el celular robado, es instalar aplicaciones de rastreo o, simplemente, mantener siempre el sistema de GPS activado.

Te puede interesar: INE detectó “indicios de manipulación” en el cálculo del IPC de agosto y septiembre del 2018

“Además de mantener activas las aplicaciones de rastreo, es necesario vincularlas a una cuenta de correo que pueda recuperar y a la cual solo yo tenga acceso, así el teléfono sabrá a quién enviarle esa ubicación”, agregó el académico de ciencias de la computación de la Universidad Católica, Cristián Ruz.

Alternativa que, claramente, conocían los encargados de la tienda Wom de Quilicura. “Se utilizó un sistema de rastreo GPS. De los 35 teléfonos robados, uno de ellos tenía la función activada”, explicó el Capitán Jorge Olea de la 49° comisaría de la comuna.

Además revisa: Como en “El Padrino”: Vecina de Vitacura en contra de “barrio rojo” se encontró con una cabeza de chancho en su casa

Dos adultos y un menor de edad fueron detenidos tras este violento asalto. Tras el delito escaparon en una camioneta con encargo por robo para, posteriormente, abordar otro vehículo robado.

Ninguno de sus planes de escape les sirvió. Su ubicación en todo momento fue rastreada por carabineros. Tecnología que, pensaron, les dejaría un millonario botín, finalmente los hizo caer en manos de la justicia.

Tags:

Deja tu comentario