{"multiple":false,"video":{"key":"oUNrIHesTr","duration":"00:03:28","type":"video","download":""}}

En prisión preventiva quedó Gonzalo Enrique Flores Villalobos, el hombre que es investigado por una serie de estafas a adultos mayores, en las que se hacía pasar por un funcionario del Servicio de Impuestos Internos.

El modo de operar del sujeto era sencillo. Se hacía pasar por fiscalizador del SII y pedía dinero a sus víctimas, siempre adultos mayores, a quienes ofrecía acelerar supuestos trámites.

Para ello, Flores Villalobos visitaba a sus objetivos a sus casas, de quienes ya tenía algunos antecedentes, como sus nombres. Y fue justamente en una de esas visitas que una de las personas afectadas lo grabó y quedó al descubierto.

El hombre se presentaba siempre igual. De traje negro, corbata y zapatos, poniendo todo su esfuerzo en parecer un funcionaro elegante. Sin embargo, todo se iba al traste cuando salía de su casa, tal como contó una de sus víctimas.

“Al irse no me dejó ningún documento, nada, entonces cuando salí, (el hombre) ya se había ido corriendo“, describió.

Actualmente el sujeto tiene dos denuncias en Fiscalía y otra más en investigación por los delitos por los que se embolsaba más de 500 mil pesos en cosa de minutos.

Dice que venía por un tema de devolución de impuestos“, añade otra testigo.

Fernando Anaís, de la fiscalia local de Las Condes, detalla que Flores les aseguraba a sus víctimas que “tenían una devolución de impuestos pendientes, bajo este supuesto solicitaba una suma determinada de dinero, la que era entegada por las víctimas para luego retirarse sin volver al domicilio”.

Sin embargo, el video lo dejó en evidencia. Pese a que se cortó el pelo, se cambió de casa y de teñirse el pelo, la PDI logró dar con su paradero. El formalizado ya tenía antecedentes por estafa, suplantación de identidad, hurto y tenía una orden de detención vigente.

Por el delito de “robo con fuerza en lugar habitado”, arriesga 10 años en la cárcel.

Desde el SII aclaran que un fiscalizador jamás andará solo, siempre portará su credencial y jamás pedirá dinero.

Tags:

Deja tu comentario