{"multiple":false,"video":{"key":"b43G33dpUT","duration":"00:10:50","type":"video","download":""}}

Una violenta banda que asaltaba conductores de Uber y cuyos miembros eran principalmente adolescentes fue desbaratada luego de que la policía lograra dar con sus identidades tras cometer errores que fueron creando un camino hacia ellos.

Iván Gutiérrez Valdés, conocido como Pollo, de 19 años, era líder y reclutador de la banda. Además, era el encargado de realizar las llamadas para atraer a los conductores del servicio de la aplicación.

Según el subcomisario Mauricio Camousseight, de la Brigada de Robos Centro Norte de la PD, Gutiérrez “era el más violento de la banda y el que manejaba el armamento real”.

Los delincuentes atacaban principalmente en Recoleta y siempre tenían la misma forma de operar. Se subían al auto entre tres a cuatro personas, a mitad del viaje amenazan al conductor y luego lo llevan a un cajero automático para que vacíen su cuenta bancaria, les entregaran sus teléfonos y, por supuesto, el mismo auto.

Te puede interesar: El equipo de fútbol y el “museo a cielo abierto del muralismo” que cambian la cara de La Legua

Sin embargo, ahí comenzaron sus errores, ya que el cajero elegido siempre era el mismo en la comuna de Recoleta.

Pero eso no fue todo. Si bien ingresaban datos falsos en las aplicaciones para llamar  aun vehículo, daban un mail que estaba vinculado a sus cuentas reales de Facebook, con lo que la policía pudo dar con sus nombres reales.

Además, desde la PDI les fueron creando un perfil luego de que se dieran cuenta que tenían una clara preferencia por los lugares desde los que llamaban a los vehículos, al mismo tiempo se dieron cuenta del patrón de los vehículos y de las especies que solían robar.

Lee también: Detienen a hombre por femicidio en Cerro Navia: La habría secuestrado en la calle y asesinado en su propia casa

Y todo fue acelerado cuando en marzo de 2017 dieron muerte a un conductor de un vehículo que trabajaba con Uber que puso resistencia al asalto.

Es así como en un operativo de una noche pudieron atraparlos a todos.

Ahora, Iván Gutiérrez Valdés fue sentenciado con 15 años de cárcel, mientras que su hermano, recibió 10 años de cárcel, la máxima pena para un adolescente en la nueva Reforma Procesal Penal.

Tags:

Deja tu comentario