{"multiple":false,"video":{"key":"cslWkWGrtmiEchvn37460","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Esta es la historia de una niña de tan solo 10 años que espera un trasplante de riñón y que mientras espera su intervención, cada día se transforma en la “minio doctora valiente” en el Hospital Luis Calvo Mackenna, ayudando a otros niños que se encuentran internados ahí.

Martina Arce actualmente es paciente de diálisis y a pesar de sus cortos años sabe lo que es tener una vida difícil, obligándola a concurrir hasta este centro asistencial tres veces por semana.

Se trata de una condición médica que no solo la afecta a ella, sino también a su hermano, lo que obligó a sus padres a tomar una difícil decisión, según contó Jaqueline Stubing, madre de Martina.

“Tuvimos que tomar decisiones bastante dolorosas, en el sentido de elegir a cuál de nuestros hijos nosotros como padre ser donante”, cuenta, después de haber sido descartada por no se compatible con su hija, mientras que el padre será donante en el caso de su hijo.

“Les quiero entregar regalos para que se sientan felices”, cuenta Martina, quien junto a su madre recorre el hospital todas las semanas, entregando regalos y alegría a otros niños enfermos.

Tags:

Deja tu comentario