{"multiple":false,"video":{"key":"yd7GbcS0JUI","duration":"00:02:52","type":"video","download":""}}

Una imagen ya habitual de la comuna de Estación Central son los edificios de varios pisos, uno pegado al otro. Terrenos, donde al mismo tiempo se construyen diversos proyectos constantemente. Pero esta vez la construcción de dos torres de 38 pisos con más de mil departamentos quedó en nada.

El proyecto había sido objetado en 2016 y 2018 por el tribunal ambiental. Esta vez, fue la Corte Suprema quien rechazó el recurso de casación que presentó la inmobiliaria Su Ksa, a cargo del proyecto, en contra del tribunal.

Lee también: “Qué es una Asamblea Constituyente”: Estas fueron las tendencias más buscadas por los chilenos en Google este 2019

La idea de la firma era construir 1.078 departamentos con 305 bodegas y sólo 195 estacionamientos. Y ese es el mayor problema. Situación que ya afecta a los vecinos que viven en edificios similares como los que se buscaba construir.

Residentes de construcciones similares dicen que sus principales problemas en este aspecto es que no tienen estacionamientos para sus vehículos por lo que tiene que rebuscarselas. Una alternativa es arrendar en otros lugares un estacionamiento, mientras que otros derechamente estacionan fuera.

Todos ellos están contentos con que no se repliquen planificaciones de esta envergadura, las que ya han afectado su calidad de vida. Megaproyectos inmobiliarios que saturaron la comuna de Estación Central por la falta de un Plan Regulador.

Ante esto, el alcalde de la comuna, Rodrigo Delgado, asegura que esta área ya estaría regida por uno nuevo y que permite sólo alturas de 12 pisos.

Aunque la Corte Suprema hubiera dado luz verde a este proyecto, no se podría construir, porque hace un año y medio tuvo su caducidad de su permiso de fijación por parte del municipio, por tanto no era viable”, sostuvo la autoridad comunal.

Lee también: FACh informó a familias de pasajeros del avión Hércules que encontraron restos de personas

Pero ojo el proyecto sí cumple con la norma urbanística, no así con la normativa ambiental. La que evalúa también la vinculación con el medio humano.

“El flujo vehicular que va generando, genera congestión, y lo que interpreta la autoridad ambiental es que esa congestión que se va generando y ese uso del espacio público está afectando la calidad de vida“, explica Kay Bergamini, del Instituto de Estudios Urbanos de la UC.

Un ítem del que la inmobiliaria Su Ksa no se refirió adecuadamente, por lo cual fue rechazada. Tema del cual quisimos consultarle, pero desistieron dar declaraciones.

Tags:

Deja tu comentario