Por Alejandro Sepúlveda Jara
{"multiple":false,"video":{"key":"bH65Hx","duration":"00:02:05","type":"video","download":""}}

¡Inédito! Aunque cada vez son más frecuentes los tornados y trombas en nuestro país, los expertos coinciden en que nunca se había registrado uno tan potente como el que afectó este jueves 30 de mayo a Los Ángeles en el Biobío.

En Chile no existe una escala para calificar la potencia en este tipo de fenómenos, pero adecuando la Escala de Fujita Mejorada que se utiliza en Estados Unidos, el tornado registrado en Los Ángeles sería grado 2, vale decir, con vientos entre 178 y 217 kilómetros por hora.

Lee también: Volaron techos y dieron vuelta un camión: Los estragos que dejó el tornado en su paso por la Región del Biobío

Esta calificación refleja el daño causado que, en este caso, fue considerable. La escala va del 0 al 5. Hasta ahora, y utilizando este mismo criterio, nunca antes se había registrado un fenómeno tan potente como este en nuestro país.

Sí, hemos tenido tornados en el sur del país, pero nunca a esta escala.

Tromba vs. Tornado

El tornado se forma por el ascenso de aire cálido y húmedo desde la superficie de la tierra hacia el cielo. Mientras, el aire frío y seco que se encuentra a gran altitud baja para tomar el puesto del que subió.

Así se produce un giro constante de ascenso y descensos de aire que forman las nubosidades de tormenta, o superceldas, unas nubes enormes que pueden alcanzar fácilmente 10 kilómetros de altura.

Esas nubes provocan rayos, truenos, relámpagos, granizos y tornados en este caso. Los tornados son esos torbellinos que tocan tierra. Son de corta duración, breves trayectos y transitan en direcciones errantes. La tromba es el mismo fenómeno, pero sobre el agua, ya sea en lagos o en el océano.

¿Se pueden pronosticar los tornados en Chile?

Lamentablemente la respuesta es no, porque no tenemos la tecnología para hacerlo y porque es un fenómeno nuevo. Aunque se mencionan en escrito del siglo XVII, siempre se consideraron fenómenos aislados. El tema es que, por efecto del cambio climático, entre otras cosas, este tipo de fenómenos están siendo cada vez más recurrentes en el país. De hecho, en 2018 tuvimos un mini-tornado en Alerte, al interior de Puerto Montt (Los Lagos).

Por eso urge que Chile cuente con radares meteorológicos, herramientas indispensables para poder estudiar y predecir este tipo de eventos. Fenómenos que serán cada vez más frecuentes en nuestro país.

Tags:

Deja tu comentario