{"multiple":false,"video":{"key":"oWa8X1GYYo","duration":"00:09:32","type":"video","download":""}}

A un año del inicio de la pandemia en el país, es recién este 2021 donde hemos sido testigos, lamentablemente, de su peor momento. Y pareciera que aún no hay suficiente conciencia por esta preocupante situación. El periodista de CHV Noticias, Roberto Cox, vivió un día al interior de la UCI del Hospital Barros Luco, siendo testigo del esfuerzo del personal que combate el peak del COVID-19 con una ocupación de camas críticas que ya llega el 99% en Chile.

“Me gustaría que si tuviéramos la posibilidad de que alguien pueda venir a ver nuestro trabajo, cómo están nuestros pacientes, sería importantísimo para que tomaran conciencia“, manifiesta Mónica Palminio, enfermera. Una aseveración que demuestra, entre otras cosas, el agotamiento del personal de salud que ha debido enfrentar una labor no solo física, sino también emocional.

Lee también: “La gran mayoría de las personas me miente”: Las dificultades en consultorios para hacer la trazabilidad


Así lo expresa la médica general Carla Araya, quien asegura que lo que más la ha marcado de la pandemia fue “la primera paciente que se murió, era joven. Cuando le explicamos a la señora que la íbamos a dormir, nos dio las gracias porque iba a poder descansar. Falleció cuando la estábamos intubando y después tuve que llamar al marido. Todavía recuerdo la voz del marido, después más encima los familiares no pueden venir. Terminé siendo la última persona que ella vio. Y después (los fallecidos) hay que meterlos en una bolsa, y nunca más los vuelven a ver”.

Lee también: Dra. Daniela Rojas por salud mental de pacientes con cáncer: “Una videollamada puede ser muy amenazante”

Según el doctor Luis Castillo, jefe UPC del hospital, “de 10 pacientes, 2 a 2.6 pacientes, fallecen en la UCI“. Una realidad que parece tan ajena, pero que está siempre presente y quitándole la vida a cientos, día a día.

Tags:

Deja tu comentario