{"multiple":false,"video":{"key":"oUOaBga9fV","duration":"00:01:55","type":"video","download":""}}

A cinco meses de que el servicio de transporte de la capital pase de llamarse Transantiago a Red Bus, los usuarios reconocen algunas mejoras, sin embargo la principal crítica es lo defectuosos que siguen estando algunos buses.

Que nada ha cambiado y que ciertas líneas, como la 203, tiene partes “rotas”, o que las puertas no cierran del todo bien, o que los cables están a la vista son algunas de las molestias que dejan ver algunos de los pasajeros de la locomoción colectiva.

Es el escenario actual del transporte público que, pese a la implementación de modernos estándares y servicios como buses eléctricos, ecológicos y paraderos inteligentes, la existencia de buses defectuosos sigue estando latente para los usuarios.

Es por eso que la duda que surge es, ad portas del inicio de un nuevo ciclo para el transporte público, hasta cuando se sostendrá esta situación.

Lee también: $1.200 millones han sido retenidos: Buscan que carga de tarjeta Bip! no caduque para que usuarios no pierdan su dinero

“Existen contratos y hay que respetar esa fecha y buses que todavía tiene vida útil vigente, por lo que el reemplazo no se puede hacer en todas las unidades al mismo tiempo“, detalla Gloria Hutt, ministra de Transportes y Telecomunicaciones.

En la misma, línea, la autoridad apunta que “esta renovación va a ser paulatina, el próximo año esperamos que ingrese una cantidad importante de buses, alrededor de 1.500 y 2 mil buses nuevos”.

Pese a esto, el Ministerio de Transportes entregó balances positivos respecto de la calidad del servicio, apuntando a cifras que van en alza en cuanto a la frecuencia y la regularidad.

Lee también: Se acabaría el paro: Colegio de Profesores entrega resultados preliminares de la votación

Así lo detalla Fernando Saka, director de Transporte Público Metropolitano, “la regularidad aumentó de un 82,6% a un 85,1%, ha habido una mayor certeza del paso de los buses por cada uno de los paraderos”.

Pese a estas cifras los usuarios siguen siendo en su mayoría críticos del sistema. Si bien los tiempos de traslado han mejorado, la calidad del servicio sigue siendo urgente la renovación y mejora del estado de los buses

Tags:

Deja tu comentario