Por Daniela Durán Alviña
{"multiple":false,"video":{"key":"czjHNJS5o3B","duration":"00:07:19","type":"video","download":""}}

¿Quién sabe qué es la vasectomía? Con esa pregunta comenzó un debate sobre lo que hace unos años era impensado en el que el equipo de CHV Noticias reunió a hombres y mujeres para haber de este método anticonceptivo.

Que un hombre asumiera la anticoncepción en la vida en pareja era imposible, dice Leyla Fuentes, una ingeniera en medio ambiente que comenta que “me parece súper bien, porque las mujeres  aún tenemos mucha carga, somos las que damos a luz, las que nos embarazamos. Ahora el tema es más compartido, pero somos las que criamos”.

En tanto que Ivo Moraga asegura que se practicaría la vasectomía, para cuidar a su mujer, porque es una operación mucho más simple que la ligadura de trompas.

Mientras que Javier Rivera lo cuenta como una anécdota chistosa: “Entré a las 10 de la mañana al post operatorio. A las 12 estaba en pabellón. A las 12:25 estaba en sala de  recuperación. A las 4 me dieron el alta y a las 9 de la noche me estaba tomando una copa de vino con unos amigos en un carrete“. En pocas horas estaba esterilizado, dice, y casi sin molestias.

Carolina, su esposa lo apoya y agradece. Dice que es un acto de amor de su parte, ponerla a ella en primer lugar.

Hace 5 años decidieron no tener hijos y ante la decisión de la anticoncepción definitiva Javier, biólogo marino, decidió tomar la opción que socialmente es impuesta a las mujeres.

Carolina, ingeniera, sostiene que la vida cambió. “Ya después de que Javier se operó fue una felicidad máxima, celebramos. Es como sacarse un peso de encima enorme, porque nosotros nos cuidábamos en forma natural, entonces igual había que estar pendiente”, agrega.

Una de mil falla

Soledad Vargas, es comunicadora audiovisual y desafiante, asegura, sobre los hombres: “No sé, yo dudo que paguen la mitad de las  pastillas anticonceptivas de las mujeres, como que recae absolutamente en las mujeres cuando debería ser un tema compartido“.

Pablo Bonert, ingeniero, comenta que leyó que la vasectomía es el método más seguro a la hora de la anticoncepción, y no se equivoca: según el urólogo de la Universidad de Chile, Mauricio Salas, sólo una de cada mil vasectomías falla. Pero agrega que el riesgo de que falle un preservativo es mayor, cercano al 18 por ciento.

“La vasectomía consiste en la ligadura del deferente a nivel del escroto, es muy fácil ubicarlo, uno lo toca y es como un fideíto. Es fácil la detección y con anestesia local uno lo puede seccionar y listo”, explica el doctor Mauricio Salas.

Gloria Gallego agrega  que está muy de acuerdo con la anticoncepción del hombre. Asegura que en su país, como en gran parte de Latinoamérica, el nivel de machismo es alto, por eso no se practica mucho la operación. “Me parece maravilloso, porque es una forma de quitarle el peso a las mujeres y ellos también tienen que ser responsables“.

Responsabilidad compartida

Claudia Aravena quedó embarazada pese a que tomaba pastillas. Era su segundo matrimonio. Ricardo ya tenía dos hijos y ella uno. Llegó Eloisa, la más pequeña de la familia. Hoy es sin duda su mayor felicidad, pero dicen que es necesario cuidar la natalidad. Por eso, Ricardo decidió practicarse la vasectomía.

Mi marido, para no hacerme pasar por más cosas dijo, muy noble de su parte, yo me voy a operar. Lo adoré más porque me permitió descansar de todo eso, que es un tema para las mujeres”, recuerda Claudia.

Un cambio positivo dicen en la familia Jara Aravena. Ahora disfrutan mucho más de la vida en pareja. Las relaciones sexuales son más placenteras dice Claudia. Ricardo asegura que no existen ninguno de los mitos que rondan la vasectomía.

“No produce nada de eso y de hecho es mejor, porque la mujer está más tranquila de no quedar embarazada y te atiende mejor”.

De hecho, según el doctor Mauricio Salas, un hombre que se somete a la vasectomía se empodera.

Macarena Novella dice que quiere que su hijo Benjamín tenga toda la información desde niño, para que pueda elegir. “Yo no quiero tener más hijos, me gustaría que mi pololo se lo hiciera, pero es una decisión de a dos”, agrega.

Rodrigo Piñones es enfermero y asegura que cada día llegan más hombres a consultar sobre la vasectomía: “El hombre llega por control de natalidad, ya le está tomando el peso a cuidar a su mujer”.

Pablo interrumpe para comenta que es un buen método de control de natalidad, pero que no significa que haya chipe libre porque no previene enfermedades.

Por otra parte, Débora Lorca es masoterapeuta y dice que, aparte de ser una intervención cero invasiva, tiene otras ventajas: “Además es reversible. Es un procedimiento que es súper fácil de hacer, que dura 30 minutos y al día siguiente la persona ya está lista, versus todo el tiempo que la mujer debe tomar hormonas”

Porque es “caro el kilo de niños”, como dice Mauricio López, el ingeniero en sonido compartiendo la conversación que tuvo con su hijo al respecto:

Tags:

Deja tu comentario