{"multiple":false,"video":{"key":"yfbFeWTYF1c","duration":"00:06:30","type":"video","download":""}}

“Gente que se reúne, bulla, fiestas todos los días, alcoholismo, drogadicción, de todo. Esto ya es una tónica, no se puede descansar”, reclama Paola Mancilla, vecina del sector de Cumming en Valparaíso. Habitantes de la zona dicen vivir problemas a diario con estas fiestas masivas sin control, las que aseguran que son de lunes a lunes. Problemas que, según plantean, han denunciado hace años pero nadie hace nada. Hechos que no solo los afecta a ellos, sino que también a locatarios por falta de seguridad y la suciedad que deja el desenfrenado carrete porteño. Hace un par de meses un homicidio remeció nuevamente este sector, crimen que se dio en medio de estas fiestas callejeras. Hace una semana otra persona fue asesinada en las inmediaciones del mismo lugar, y se investiga si se trató de una riña o intento de asalto. Frente a esta problemática, las autoridades aseguran buscar soluciones en conjunto con Carabineros. Aunque hay que destacar que los contrates de la noche porteña son gigantes, ya que a 100 metros está la subida Ecuador y ahí los locatarios de centros nocturnos se han organizado, tienen una directiva y mantienen la seguridad, pese a que igual se registran incidentes.

Tags:

Deja tu comentario