{"multiple":false,"video":{"key":"czjH8gcHX5K","duration":"00:06:13","type":"video","download":""}}

La Granja, Lo Espejo, Peñalolén, La Pintana y Pedro Aguirre Cerda son algunas de las comunas en las que el ruido de los disparos y de los fuegos artificiales se confunden en el marco de extensos velorios que se toman las calles y atemorizan a los vecinos.

Hablamos de los funerales que se le suelen realizar a personas vinculadas a bandas de narcotráfico o delincuentes en las que suelen haber armas de guerra y un gran despliegue de autos y fuegos de artificio.

Y es en Conchalí donde se registró la última de estas actividades y que alertó a los vecinos, ya que escucharon desde las 19:00 horas cómo los disparos se producían en plena vía pública a vista y paciencia de todos mientras la caravana realizaba su recorrido.

“Gente está haciendo una especie de festejo y nos tienen aquí con una lluvia de balas donde hay niños y con almacenes abiertos y salen todos los vehículos disparando al aire”, comentó una vecina sobe el velorio de Bastián López Reyes de 19 años, muerto por 8 disparos producto de un enfrentamiento entre bandas rivales.

Incluso llamaron a Carabineros para que controlaran la situación, el quinto en lo que va del año, y por el que se estableció un protocolo para los funerales de alto riesgo. Pero nada fue suficiente, ya que dicen que hay falta de información previa.

Pese a registros, no hay detenciones ni tampoco armas pesquisadas.

Tags:

Deja tu comentario