{"multiple":false,"video":{"key":"oUKSx9X1XG","duration":"00:02:18","type":"video","download":""}}

Dicen que se sienten desde que comienza a funcionar el Metro hasta que el último de sus vagones pasa por el sector. Hablamos de las vibraciones que tienen molestos a los vecinos de las comunas por donde circula la Línea 6.

Vibraciones tanto en ventanas como en pisos de casas y edificios son las consecuencias no deseadas de un sistema que también trajo progreso y conectividad, pero a costa de las quejas de quienes conviven diariamente con el ruido.

Lee también: Estuvo 4 estaciones tirada en vagón de Metro: Acusan tardanza en activar protocolo por accidentes

“Se están viendo hasta los fierros de los cimientos, no es que uno se queje por quejarse“, comenta Fresia Aguilar, una de las vecinas que asegura que su casa se está cayendo.

Son estas denuncias las que recibió la Superintendencia de Medio Ambiente las que dieron curso a la investigación. Una empresa especializada midió las vibraciones y detectó que superaban la norma.

Dice relación con la superación del límite establecido con al normativa de referencia en 5 de las 7 viviendas que fueron monitoreadas por esta empresa. Esta es una infracción que se clasifica como grave”, sostiene María Isabel Mallea, jefa de la oficina metropolitana de la Superintendencia.

De acuerdo a la misma autoridad Metro arriesga “una multa de alrededor de 6 mil Unidades Tributarias Anuales, que equivalen a $3.500 millones“.

Esto es un paso importante para los vecinos  si desean presentan acciones contra Metro, institución de la que dicen agradecer su servicio, pero “que hagan bien la pega”.

En tanto que desde Metro aseguran que están revisando el informe y que no han encontrado vibraciones sobre la norma en las mediciones que han realizado.

Tags:

Deja tu comentario