{"multiple":false,"video":{"key":"czk8UuDcE7z","duration":"00:07:16","type":"video","download":""}}

Cómo sobrevivir en pleno desierto. Esa era la principal preocupación que surgió una vez que se estableció el gobierno de Israel. Fue así como dieron con el riego por goteo.

Su creación llegó en 1965, y hoy es una tecnología clave para la agricultura mundial. Oscar Lutenberg, experto que se ha convertido en el gurú del riego por goteo, señaló que “un país en el que dos terceras partes de él es desierto evidentemente te tienes que procurar de agua”.

Y fue exactamente lo que hicieron. Si bien en un comienzo extraían agua del mar de Galilea, ante la posibilidad que este se secara optaron por desalinizar el agua del mar Mediterráneo.

De esta forma, hoy Israel cuenta con cinco plantas desalinizadoras y se encuentra en vías de inaugurar una sexta.

Pero la innovación en la extracción de este recurso vital no termina el ciclo completo de cuidado por el agua. Una vez que el agua es desalinizada, está es destinada al consumo de la población, tras lo cual pasa por una planta de tratamiento para poder destinarla al consumo agrícola.

A esta tecnología se sumaría la captura de agua desde el aire. Esa es la idea detrás de Watergen, máquina que permite captar la humedad en el ambiente para poder generar agua bebestible.

Si bien esto se aplica a 13 mil kilómetros de distancia de nuestro país, estas son claras muestras de soluciones que se han encontrado para problemas como la sequía que actualmente cruza Chile.

Tags:

Deja tu comentario