{"multiple":false,"video":{"key":"oVLBidzwAb","duration":"00:02:53","type":"video","download":""}}

Decía ser el heredero de una gran fortuna en Italia, pero se trataba de un ciudadano peruano identificado como Piero Rosales, radicado en Chile, quien conquistaba a mujeres mediante plataformas como Facebook e Instagram, y que luego de iniciar una relación amorosa les pedía altas sumas de dinero. Su historia era tan convincente que de hecho una de sus víctimas, una técnico en enfermería, le entregó más de $8 millones para costear una supuesta operación quirúrgica que nunca se llevó a cabo. Ella decidió pedir un crédito para obtener este dinero, pero tras revelarse la verdad, señala que “definitivamente voy a tener que pagarlo yo (…), si él no tiene ningún peso. Como él me inventó que su mamá se había muerto por un paro cardíaco recién, que estaba solo y el papá lo había echado, al final me dio lástima por toda la historia que me contó”. Cuando se percató que el dinero no le sería devuelto, decidió denunciarlo ante la PDI. Los funcionarios allanaron la vivienda del sujeto, donde encontraron armas a fogueo, y seis millones de pesos. Rosales fue detenido y formalizado por estafa, quedó en libertad, con arraigo nacional y prohibición de acercarse a la víctima por los 120 días que dure la investigación del caso.

Tags:

Deja tu comentario