{"multiple":false,"video":{"key":"bHdh8a","duration":"00:15:01","type":"video","download":""}}

Es la tarde del 14 de noviembre de 2018. Camilo Catrillanca había sido víctima de un disparo en la espalda mientras se trasladaba en un tractor azul en el sector de La Laguna, al interior de Temucuicui.

Carabineros llevó el cuerpo del comunero mapuche hasta el Centro de Salud Familiar (CESFAM) de Ercilla para internar reanirmalo. Sin embargo, Catrillanca falleció en el lugar.

Lee también: “¿Querís que te mate como a tu peñi?”: El desgarrador relato de lo que sufrió el menor que acompañaba a Catrillanca

Tras enterarse del trágico suceso, familiares y amigos de la comunidad de Temucuicui llegaron hasta las afueras del CESFAM. El padre y el abuelo de Camilo Catrillanca se acercaron al recinto con el fin de ver al comunero, no obstante, Carabineros tenía bloqueado el paso al lugar.

Te puede interesar: “Gracias a la salvación que tuvo mi hijo se pudo desmoronar el montaje que hacía Carabineros”

Los familiares se acercan para dialogar. La muerte de Camilo ya está confirmada y quieren ser ellos mismos quienes entreguen su cuerpo al Servicio Médico Legal. No quieren la presencia de Carabineros en lugar.

“Queremos que se retiren, porque se va a empezara a desordenar y va a empezar a mandar a dispararle de nuevo a la gente”, pide el abuelo de Catrillanca y agrega: “Ustedes están dispuestos a matar por eso le pedimos que mejor se retiren”.

Es en ese momento cuando uno de los efectivos del GOPE que estaba en el lugar, sin mayor provocación, decide dispersar al grupo y lanza una bomba lacrimógena a sólo metros del abuelo y el papá de Cantrillanca.

Tags:

Deja tu comentario