Salud - ola de calor

Más de 580 muertes en un mes: Estudio reveló impactos de las olas de calor en Chile

El análisis detalló los efectos y las personas que han fallecido producto de las altas temperaturas en nuestro país.

Más de 580 muertes en un mes: Estudio reveló impactos de las olas de calor en Chile Agencia Uno

Las temperaturas extremadamente altas pueden provocar cambios fisiológicos y provocar problemas de salud que van desde síntomas leves como dolores de cabeza, hasta situaciones con resultados fatales.

Así lo define un estudio realizado por un grupo de científicos de la Universidad Católica, en conjunto con la University College London, liderados por la investigadora Yasna Palmeiro.

Los hallazgos revelaron lo que podría decirse como el primer catastro de muertes causadas por olas de calor entre los años 2017 y 2019. 

Recordemos que estos periodos marcaron récords históricos con respecto a la magnitud de esta situación.

Agencia Uno

Los resultados

Según los análisis realizados, en 2017 las olas de calor afectaron desde la Región Metropolitana hasta Los Lagos, donde se observaron temperaturas que llegaron a los 43°C en Chillán. Sobre este periodo, se cuantificaron en 584 muertes en 21 días (11 al 31 de enero).

En el lapso medido entre el 23 de enero al 7 de febrero de 2019, se alcanzaron 245 fallecimientos por esta causa presente en casi todo el territorio nacional. En este año, la máxima detectada fue de 42° en Temuco.

Además, la investigación reveló que el grupo etario más afectado, y que presentó más fallecimientos es el de personas mayores de 65 años, concentrándose espacialmente en la Región Metropolitana.

“Si combinamos el aumento de olas de calor y el mayor envejecimiento de la población en la Región Metropolitana, así como las islas de calor que hay en la ciudad, tenemos una mezcla poco auspiciosa que sólo llevará a aumentar las muertes, si no se toman medidas urgentes” manifestó la investigadora principal del estudio Yasna Palmeiro.

Políticas públicas

El estudio también se enfocó en encontrar soluciones y consejos para establecer políticas públicas que puedan reducir estos números.

En primer lugar, “el Servicio Nacional de Prevención y Respuesta ante Desastres (Senapred) necesita de mayor apoyo político, económico y organizacional al cumplir un rol significativo en ámbitos de acción, planificación y coordinación de recursos, así como prevención y gestión de emergencias y desastres”, detalló Palmeiro.

Realizar evaluaciones de riesgos de calor extremo a nivel nacional, regional y local, y mediante diferentes actores. Estas son herramientas críticas para determinar y priorizar medidas de adaptación en diferentes niveles, según el estudio.

Se recomienda que todas las agencias e instituciones involucradas en los procesos de preparación y respuesta de emergencias promuevan planes de comunicación de riesgo articulados.

Por último, el compromiso y cohesión social son factores claves para responder eficazmente al calor extremo, siendo la educación fundamental para la comprensión de los riesgos asociados al calor extremo

Recomendaciones para enfrentar el calor

El análisis concluye con recomendaciones para enfrentar las olas de calor y evitar efectos negativos de este. Los investigadores mencionan:

  • Evitar exponerse al sol y realizar esfuerzo físico durante las horas de mayor calor (11 am a 5 pm) y preferir estar en la sombra.
  • Mantenerse hidratado con agua aún cuando no sienta sed. Preocuparse de los niños y ancianos, ya que generalmente se deshidratan bastante rápido.
  • Si la temperatura dentro de la casa es menor que afuera, entonces se debe cerrar las ventanas y bloquear la luz directa del sol con persianas.
  • Evitar encender aparatos electrónicos que generen calor dentro de la casa.
  • Tomar baños con agua a temperatura ambiente o sumergir los pies en baldes de agua a temperatura ambiente cada cierto tiempo.
  • Identificar síntomas y signos que evidencien potenciales problemas de salud: dolor de cabeza, palpitaciones, aletargamiento, piel caliente, sudoración excesiva o escasa sudoración, náuseas o vómitos disminución de orina. En casos más severos, la persona podría presentar confusión, desorientación, convulsiones y pérdida de conciencia (desmayo). En caso necesario, consultar a especialistas en salud o al servicio de urgencia.
  •  Contactar a vecinos o personas mayores que pudieran estar siendo afectados por el calor para evaluar la necesidad de ayuda.
Síguenos en Google News

  • Enlace copiado
Lo más visto