Un nuevo protocolo estableció el Screen Actors Guild-American Federation of Television and Radio Artists (SAG-AFTRA) para evitar que se produzcan casos de abusos o acosos sexuales en escenas que involucren desnudos en rodajes de películas y series.

En concreto, se trata de una serie de normas y pautas para los miembros de los equipos de producción que supervisan estas escenas en las filmaciones.

Se deberán sostener reuniones de pre producción tanto con productores, directores y escritores para determinar exactamente la escena y discutir el nivel de desnudez requerido, al igual que los detalles del sexo simulado.

En la misma línea, se deberá conversar con los actores y actrices por separado para que entreguen su consentimiento exactamente a lo que se les solicita en el guión.

Lee también: Dua Lipa, Rosalía y Lizzo en medio de la polémica por asistir fiesta con strippers después de los Grammy

A través de un comunicado, la presidenta de SAG-AFTRA, Gabrielle Carteris, indicó que “estos protocolos y directrices ayudarán a normalizar y alentar el uso de coordinadores de intimidad en las producciones, garantizando así la seguridad de los miembros de SAG-AFTRA mientras trabajan”.

Los coordinadores de intimidad deberán chequear la ropa íntima que se utilizará en la escena para evitar el contacto no deseado entre los actores.

En la misma línea, deberán revisar los elementos físicos que se utilizan en las escenas de sexo y deberán supervisar la forma en que directores y directoras coreografían el sexo en pantalla para balancear su verosimilitud y el respeto hacia lasa actrices y actores.

Esta figura de coordinadora de escenas íntimas no es nueva en las artes, sí lo es en el cine y especialmente en Hollywood, donde las denuncias de acoso y abuso sexual contra el otrora productor Harvey Weinstein, y el posterior nacimiento de los movimientos Me Too y Time’s Up sacudieron la industria y obligaron a repensar muchas lógicas internas.

Lee también: La deuda de las Oscar con las directoras: Solo 5 mujeres han sido nominadas

Durante el rodaje de la serie de HBO llamada The Deuce, la actriz Emily Meade solicitó que se contara con una observador externo para sus escenas sexuales, es así como se contrató a Alicia Rodis como la primera en el cargo.

Al respecto, Amanda Blumenthal, coordinadora de intimidad de la serie Euphoria, “si una actriz me dice que no quiere mostrar el pecho me aseguro de que la manera en que la escena es coreografiada lo evite”.

Tags:

Deja tu comentario