Un giro completo es el que dio Brittni De la Mora, más conocida como Jenna Presley en la industria pornográfica. La ex estrella de películas triple x, abandonó su carrera de 10 años para convertirse en predicadora en una iglesia, pero no cualquiera, sino una que ayuda a personas adictas al porno.

XXXchurch es el nombre de la iglesia donde se reúnen los interesados en darle vuelta a su adicción. Mismo lugar donde la otrora actriz de 32 años conoció a su actual esposo, Richard de la Mora, con el que se casó en 2016 y con quien espera le nacimiento de su primera hija.

Lee también: La respuesta de Marité Matus a seguidor que le preguntó por su trabajo

De la Mora abandonó la industria en 2012. Un año más tarde dio a conocer que se sumaba a la organización cristiana contra la pornografía.

Para explicar su decisión, contó a Fox News que “traté de abandonar la industria del porno sin la ayuda de dios y la realidad es que no podía hacerlo porque dios y el porno no se mezclan“.

View this post on Instagram

A huge part of what we do at XXXchurch is visit places that most wouldn’t think of visiting. We go to porn conventions to connect both with adult stars and with those who are addicted to pornography. We set up a booth that says, “Jesus Loves Porn Stars”. This is a message that has radically changed the lives of many. Mine included! This was a message that was shared with me while I was in the Porn industry at a convention many years ago. While at the conventions we give out thousands of bibles and talk to people about Jesus. Will you help us continue our mission? There are many more lives out there that God wants to impact and we want to see them impacted! Click Link In Bio (X3 Church: Vision Fundraise) To Partner With Us XXXchurch.com/2020

A post shared by Brittni De La Mora (@brittnidelamora) on

En la misma oportunidad comentó que “Richard y dios me dieron la bendición más grandes de todas. Seremos padres de una bella niña“.

Brittni, como otras actrices pornográficas, no siempre quiso ser parte de la industria. Su sueño, dijo, era ser animadora de televisión, pero cuando era muy joven decidió trabajar como stripper para ganar algo de dinero.

Trabajo que tuvo por meses hasta que conoció a Derek Hay, dueño de la agencia LA Direct Models, quien la llamó y audicionó para que se convirtiera en actriz porno.

Ya en 2011, De la Mora comentó, en entrevista con el sitio web lukeisback.com, que había vivido con un trauma desencadenado tras ser violada a los 14 años. Agresión sexual que le generó, según contó, diversos problemas a la hora de enfrentar la sexualidad.

Tags:

Deja tu comentario