Después de 32 años de haber entrado a estudiar teatro, la actriz Alejandra Herrera (49) defendió su tesis este lunes y se tituló en la Universidad de Chile

Herrera, conocida por sus múltiples papeles en teleseries nacionales, contó a Las Últimas Noticias que entró a la carrera en 1989, pero quedó embarazada en primer año, cuando tenía 19. “Tuve que congelar. Me vine a Los Andes, tuve mi hijo y después volví a Santiago”.

La actriz, que saltó a la fama con Amor a domicilio, tuvo que emprender para “ganarle a la vida y poder mantener a mi hijo”. Trabajaba en todo: teatro, fiestas de Navidad, cumpleaños, capacitaciones y hasta en Cachureos como personaje de cuentos infantiles. De hecho, su ex esposo, Fernando Ortiz, hacía de Gato Juanito.

“La escuela siempre fue flexible en estos casos, pero eran un montón de ramos y se necesitaba orden y en ese entonces no tenía orden; estaba ocupada en otras cosas”, recordó.

Lee también: “Tu cobardía es aburrida”: Daniela Vega critica rutina de Mauricio Palma, pese a sus disculpas

En 1991 retomó los estudios, pero al tercer año quedó embarazada. “Esa vez logré terminar la carrera, en diciembre de 1993, pese a que era difícil trabajar, estudiar y hacerse cargo de la casa. Me dieron el diploma de licenciada en artes y no me titulé. Estaba trabajando full, estábamos tratando de sobrevivir en la casa, no me iba a poner a pensar en un proyecto de tesis”, relató.

El tema pasó definitivamente a un cuarto plano cuando en 1995 comenzó a actuar en teleseries: “me metí en la máquina del trabajo para mantener la casa. Trabajé intensamente y de forma seria para mis personajes, se ganaba bien y ni me acordé de que me faltaba titularme. Quizás no me sentía preparada en ese entonces como para pensar un tema, realizarlo, creo que no me sentía capaz”.

Alejandra se decidió a terminar la carrera cuando en 2019 le dijo a su hijo Fernando, que es publicista y también congeló cuando tuvo un hijo, que terminara sus estudios. “Me preguntó: ‘¿y por qué no tú también lo haces? Hagámoslo’. Me dio para pensar. Él mismo me acompañó a la secretaría de estudios de la universidad”.

El lunes defendió su tesis sobre teatro y coach ontológico de manera telemática y se sacó un 6,0 por la presentación y un 6,5 por la tesis escrita. “Valió la pena. El cartón no me valida, ni la nota, sólo es el haberlo hecho. Es muy emocionante por lo que significa, cerrar un ciclo, un pendiente. Confirmar que se ha ido ordenando mi vida. Esto para mí es un gran logro, siento que voy avanzando“, destacó la actriz.

Tags:

Deja tu comentario