{"multiple":false,"video":{"key":"csg2N2COUTm2chvn36719","duration":"00:00:00","type":"video","download":""}}

Debido a la polémica generada por las torturas y agresiones a las que fueron sometidos por otros reclusos los imputados ecuatorianos detenidos por el asesinato de Margarita Ancacoy, visitó el estudio de Última Mirada el Defensor Nacional Andrés Mahnke.

El líder de la Defensoría Penal Pública afirmó que la misión de ellos es fundamental porque “es importante que exista una defensa, un debido proceso, jueces imparciales y un Ministerio Público que investigue de buena manera”.

Aunque de inmediato agregó que “el problema y donde se desequilibra el sistema es cuando un acusado está preso mientras se le investiga pese a la existencia de la presunción de inocencia”.

Esto lo dijo ante el dato aportado que más de tres mil personas inocentes estuvieron privadas de libertad durante el 2017 algo que “aumenta en un 30 o 40 por ciento las posibilidades de condena”.

Y aunque a veces al ciudadano corriente le cueste entenderlo, la labor de la Defensoría es como su nombre lo indica “defender tanto a imputados inocentes como culpables y luego seguimos con los condenados hasta el cumplimiento íntegro de la pena. Esto, porque buscamos la igualdad ante la ley y, por ejemplo, si esta persona tiene atenuantes que se le respeten”, aseveró.

Deja tu comentario