Nacida en Estados Unidos, pero de origen argentino-británico, la personalidad de la actriz Anya Taylor-Joy (24) es un verdadero cóctel. Al menos así la describe su mamá.

La protagonista de Gambito de dama nació en Miami, pero vivió en Argentina e Inglaterra. Su papá es de origen inglés, pero creció en Argentina, y su mamá nació en Argentina de padres ingleses y españoles.

“Mi mamá dice que soy un cóctel. Opino que mi sentido de humor es británico, es muy sarcástico, pero mi nivel de adoración por el afecto físico es latino, me encanta abrazar a las personas, soy de mucha piel, muy apasionada y presumo que eso viene de mi abuela española. Incluso cuando me enojo grito, en castellano. Los españoles sienten mucha pasión por la vida, que comparto, creo que la vida hay que gozarla”, dijo la protagonista de The Witch en entrevista con Las Últimas Noticias.

Lee también: Vesta Lugg y su criticado debut en la Gala de Viña: “Me dio penita que no se entendiera mi libertad de expresión”

Taylor-Joy vivió en Argentina durante su infancia y aún habla el español con el particular acento transandino.

“Mi infancia en Argentina fue hermosa. Crecí rodeada de animales, caballos, perros, patos y gatos. Todo cambió cuando nos mudamos a Londres, me sentí muy confusa y desconcertada, quería volver a Argentina. Me negué a aprender inglés durante dos años, pensando que mis padres me llevarían de regreso a casa”, contó la actriz que por estos días cuenta con una doble nominación a los Globos de Oro.

Por último, la protagonista de Emma contó que, pese a ser argentina, no es fanática de los asados: “soy vegetariana, pero también soy argentina, por lo que donde voy me miran como alguien muy extraño”.

Tags:

Deja tu comentario