{"multiple":false,"video":[]}

Hace más de un mes Camilo Castaldi, más conocido como Tea Time, presentó una demanda contra su ex pareja, Valentina Henríquez, quien lo acusó de violencia doméstica.

La denuncia incluía también a la madre de Henríquez y al conserje del edificio quien ofició como testigo de las agresiones de Castaldi contra la joven. Los argumentos eran obstrucción de la justicia y violación de morada.

Para sustentar la demanda la defensa del ex miembro de Los Tetas presentó un CD con supuestos diálogos de WhatsApp sostenidos entre la ex pareja. En ellos, decían, se constataría la tendencia de Henríquez de “autoagredirse”, además de su estrecha relación con el conserje.

Sin embargo, el 7 de abril el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago declaró inadmisible la querella, argumentando que “no existe ningún antecedente objetivo en los hechos imputados que permitan sustentar de forma mínima o plausible la existencia del tipo penal de obstrucción a la investigación y violación de morada”.

“El querellante estaría tratando de judicializar la actuación de los testigos y de las víctimas, quienes no habrían hecho otra cosa que ‘ejercer sus derechos”, agregaron.

Tres días después los abogados de Castaldi presentaron un recurso de reposición contra esta determinación, pero el 17 de mayo la la Corte de Apelaciones la volvió a declarar inadmisible.

 

Tags:

Deja tu comentario