Fue en abril del año pasado cuando Anita Alvarado denunció por violencia intrafamiliar a su ex, Judson William Fee.

Además de diversos maltratos, en la acción judicial la “Geisha” lo acusa de haber mandado a construir una fosa con la finalidad de arrojarla adentro, razón por la que el canadiense quedó con orden de alejamiento. Sin embargo, poco tiempo después, Anita lo acusó de no respetar el dictamen judicial, por lo que fue formalizado por amenazas y desacato.

Lee también: Anita Alvarado encontró trabajo en una página de scorts: “Esto no significa que sea prostituta”

En esa instancia también se ordenó iniciar una investigación, que culminó recién este jueves 9 de mayo con la sentencia del Juzgado de Garantía de Colina, donde Judd fue absuelto de todos los cargos. De esta forma, quedó sin orden de alejamiento y ya puede acercarse libremente a la casa de las Alvarado.

“Gracias por quitarle la orden de alejamiento, ahora solo queda esperar que nada pase, porque si algo llega a pasar, nadie se hace responsable, se lavan las manos”, escribió Angie en su Instagram tras conocer la resolución.

En conversación con La Cuarta, la hija de Anita reclamó que el juez no consideró el testimonio de los testigos y que no consideró que también hay menores afectados.

“Estuvimos cinco horas declarando, contando todo lo que pasó, reviviendo todo el dolor, todo lo que vivimos hace un año, para que luego venga este juez y diga que no hay pruebas suficientes… y todo lo que pasamos, todo lo que sufrimos, ¿qué?”, agregó.

Sobre la reacción del canadiense al recibir la sentencia, Angie señaló que “él estaba muerto de la risa con sus abogados”. “Que quedara absuelto es una burla y un despropósito, y una muestra de lo que le ocurre a muchas mujeres en nuestro país. Tantas mujeres que han muerto en manos de sus parejas, porque se burlan de las órdenes de alejamiento. La justicia está dormida y no hace nada”, afirmó Angie.

Ahora, según dice, están asustadas y tendrán que redoblar los cuidados cotidianos para no encontrarse con él.

“(Estamos) preocupadas, asustadas, no vamos a poder dormir tranquilas… tengo miedo de lo que le pueda pasar a mi mamá o a mi familia, que él venga a meterse o a hacernos algo”, señaló.

“Hablamos con los niños, tuvimos que decirles que se cuidaran, que no hablaran con extraños en la calle, nosotras también, casi que vamos a tener que estar encerradas… y eso es lo absurdo, tener que nosotras estarnos escondiendo, sintiendo temor, como si hubiéramos hecho algo malo”, agregó y adelantó que esperarán los 10 días correspondientes para poder apelar a la resolución.

Tags:

Deja tu comentario