{"multiple":false,"video":{"key":"czo3qxK3noK","duration":"00:09:27","type":"video","download":""}}

Este domingo 23 de febrero comienza una nueva edición del Festival de Viña del Mar, la cual ha tenido algunos contratiempos, debido a la actual situación que se vive en el país.

Uno de ellos fue la Gala la cual, luego de un amplio debate, se decidió por cancelarla. “Esta decisión responde a la necesidad de concentrar el espectáculo en la Quinta Vergara. Queremos destinar todas nuestras energías para hacer de éste, un gran Festival”, indicaron en un comunicado.

Lee también: Es definitivo: Se cancela totalmente la gala del Festival de Viña 2020

Es por este contexto, que desde la producción del certamen han decidido implementar algunas medidas de seguridad, con el fin de prever situaciones que puedan ocurrir al interior del recinto.

La instalación de detectores de metales en los accesos es una de ellas. Todos los asistentes deberán pasar por estos. Para los artistas, invitados especiales y prensa acreditada también habrá uno.

“Tiene que ver con responder a dos cosas: a la seguridad en el contexto actual, y a un deseo que teníamos de hace un rato de colocar los pórticos. No los colocamos antes porque instalarlos significaba cambiar rotundamente el plan de accesibilidad, mover los cortes de ticket, porque primero tienen que venir los pórticos”, explicó a La Tercera Daniel Merino, productor general del evento.

Es por esto que desde la organización hicieron un llamado a que la gente vengan sin bolsos, ya que éstos estarán “sujetos a revisión, como en todos los conciertos y festivales”.

El cambio de hora en el inicio de la transmisión televisiva también será una medida. Este año, el espectáculo se comenzará a emitir a las 21:15 horas.

Lee también: Intendente de Valparaíso y Reginato aseguran que aumentará la seguridad del Festival de Viña del Mar

Otras de las acciones para evitar complicaciones con la seguridad del evento serán la iluminación del cerro aledaño, el aumento de guardias privados y la restricción de los carteles, los cuales estarán a cargo de una de las marcas auspiciadoras. “Muchas veces traen un cartel grande, que obstaculiza la vista y termina en un problema. Por eso los carteles que regalamos están en una medida que no molesta ni a la cámara de televisión ni al del lado”, afirmó Merino.

Para esta edición también habrá un aumento en las cámaras de seguridad. A las que ya habían se sumarán 8, por lo que quedarán en 40.

Pese a todas estas medidas, no existen un plan diferenciador para cada noche. Se sabe que algunos artistas han apoyado públicamente el movimiento, pero para la organización todas las noches requieren la misma preocupación. “Si te dijera que tenemos medidas de seguridad distintas para el día domingo, que para el día que actúa Mon (lunes), sería mentir”, cerró el productor general.

Tags:

Deja tu comentario