Se convirtió en uno de los personajes más queridos de la nueva Toy Story 4. Hablamos de Forky, el juguete con problemas de identidad creado por Bonnie con elementos recogidos de la basura y que se robó el corazón del público.

Como era de esperar gracias a su carisma y adorable aspecto, Forky, que no sabe si es basura o un juguete, se convirtió en una las piezas de merchandising de la saga que se vendieron como pan caliente tras el estreno de la cinta.

Sin embargo, Disney, empresa dueña de Pixar, debió acoger los reclamos realizados por la Comisión de Protección al Consumidor de Estados Unidos y retirar las figuras de las tiendas.

Lo anterior, porque la orden era clara: “Devolverlo a cualquier establecimiento de la Tienda Disney, Walt Disney World o a la tienda del parque temático Disneyland Resort para obtener un reembolso completo”.

Esta drástica situación se debe a que el juguete de Forky tiene ojos de plástico que podrían ser desprendidos fácilmente por niños y niñas, lo que podría haber provocado casos de asfixia.

Lee también: 7 datos que probablemente no conocías de “Toy Story 4”

Con 80 mil unidades vendidas sólo en EE.UU., la compañía decidió retirar todos los juguetes, que medían cerca de 28 centímetros, de forma voluntaria, según dijeron en un comunicado de Disney.

Nada es más importante que la seguridad de nuestros clientes“, zanjaron.

Ademas, dieron a conocer los modelos que presentan las complicaciones, las que serían FAC-024868-18338, FAC-024868-19032, FAC-024868-19060 y FAC-024868-19091.

Tags:

Deja tu comentario