Show - espectáculo

Hermana de Felipe Camiroaga publica emotiva carta a casi 10 años de la muerte del animador

"Totalmente comprometido con su profesión, entregado plenamente a su oficio, a su arte, a su gente", dice la dedicatoria escrita por la familia del comunicador que falleció tras un accidente aéreo en septiembre de 2011.

Video relacionado - CASA 212: Ordenan al Estado indemnizar a familiares de las víctimas
{"multiple":false,"video":{"key":"h7rWvtpexcbs","duration":"00:03:04","type":"video","download":""}}
  • Enlace copiado

El próximo 2 de septiembre se cumplirán 10 años del accidente del trágico accidente aéreo en la Isla Juan Fernández que terminó con la vida de 21 personas, entre ellos el destacado animador de televisión Felipe Camiroaga.

Ad portas de este especial aniversario, Soledad Camiroaga, hermana del ex rostro de TVN, compartió una emotiva carta a través de su cuenta de Instagram.

“A pocos meses de que se cumplan 10 años del accidente aéreo que cobró la vida de nuestro hermano Felipe, les quiero compartir una carta maravillosa que escribimos en conjunto con mi familia que se envió a El Mercurio hace varios años atrás, expresando nuestro agradecimiento a quienes han sido respetuosos de su vida privada mientras él vivió“, escribió Soledad en la descripción del post.

“Esos amigos que, más que nunca después de muerto, velan en silencio con amor la vida íntima de nuestro hermano”, agregó la familiar de Camiroaga.

Qué dice la carta

El documento titulado “El Halcón y la hora de los buitres”, que fue enviada hace ocho años a El Mercurio, destaca el rol de comunicador del ex animador de Buenos Días a Todos.

“La comunicación es también un negocio. Pero la profesión de comunicador, periodista, presentador de televisión, aparte de lo bien pagada que puede ser, es una hermosa e interesante profesión. Una profesión que se merece la calidad y la entrega que Felipe aportó en ella“, comienza diciendo.

Lee también: Explosión de ternura: Pampita compartió la primera foto de su hija recién nacida

Además, expresan que “el comunicador debe saber reconocer al alma del pueblo y además tener una buena implicación con sus compañeros. Desde nuestra familia así conocimos a Felipe. Totalmente comprometido con su profesión, entregado plenamente a su oficio, a su arte, a su gente“.

No creemos que haya sido un hombre que traicionara sus amistades ni que convirtiera sus intimidades en lucro. Fue un hombre leal y generoso con sus amigos, amores y amoríos, un hombre que aprendió, en un medio ciertamente difícil, a poner una distancia entre su vida pública y su vida privada”, finaliza la dedicatoria.


  • Enlace copiado
Lo más visto